Qué leo

16.7.18

Intentando llevar a flote el blog, se me ocurrió incorporar algunas secciones para comentarles qué es lo que estoy leyendo, a modo de recuento, considerando que ahora leo mucho más lento y que en consecuencia me tardo mucho más en publicar reseñas en este espacio (aunque ahora tengo varias acumuladas, por lo menos hasta acabar agosto).

Verán esta entrada a mediados de mes, donde les comentaré mi vida lectora y algunas curiosidades de los libros que me acompañan.

Empiezo el recuento comentándoles que hace acabé hace poco Aleación de ley y Cumbres Borrascosas. Ya encuentran ambas reseñas en mi perfil de Goodreads, y obviamente podrán leer mi comentario acá (pero más adelante).

Actualmente tengo 2 libros en mi mesita de noche. El primero es La guía del caballero para el vicio y la virtud de Mackenzi Lee, lectura que se ha disputado con otras en Instagram (suelo pedir consejo allí sobre qué leer), y siempre ha salido perdiendo. Viendo que Nina del blog Rapsodia Literaria quería leerlo, decidí sumarme y en estos momentos nos encontramos sufriendo a Henry Montague y sus hormonas descontroladas.

Justo ayer le comentaba a Nina que no entendía cómo este libro ganó un premio (el New England Book Award, ¿será prestigioso en realidad?) ya que es una novela que tiene muchos defectos: un protagonista con el que cuesta demasiado empatizar, secundarios muy diluidos, errores asociados a la época en la que se sitúa, lenguaje demasiado contemporáneo, entre otros. Llevo alrededor del 35%; espero que la cosa mejore aunque la mismísima Nina me dijo que no espere demasiado.

El segundo libro es Feminismo ilustrado de María Murnau y Helen Sotillo. Es un libro bastante rápido, más que nada una especie de enciclopedia muy ilustrada (dah) sobre el feminismo, el patriarcado, y todos los términos que están en boga. Para alguien que no sepa del asunto, es una excelente forma de conocer conceptos y entender a qué apunta este movimiento social.

Cuéntenme qué leen ustedes, o si ya han disfrutado o sufrido alguno de los libros mencionados en esta entrada.

Club de Lectura Jane Austen: La abadía de Northanger

11.7.18

Se suponía que iba a ponerme al día mucho antes con el club de lectura Dear Jane, pero habiendo abandonado el blog sin más, estas entradas quedaron relegadas hasta hoy. Llegó el momento de pagar mis deudas (?). Así que, esta vez de verdad, no se extrañen de ver estas entradas con cierta regularidad, ya que debo llegar hasta la biografía de la autora y me quedan algunos libros de por medio (ya los leímos todos, ojo).

A modo de recordatorio, en el blog pueden encontrar los comentarios de:

Ahora sí, manos a la obra.

Comentario del libro

La abadía de Northanger es, con creces, la novela más ligera y tragicómica de Jane Austen. A diferencia de Orgullo y prejuicio, donde la crítica al matrimonio y al rol de la mujer impregna todas las páginas, es bien conocido que con La abadía de Northanger Jane Austen quiso satirizar la novela gótica de la época, llevando a su joven heroína, Catherine Morland, a un arriesgado viaje a Northanger Abbey y enfrentando sus irrazonables imaginaciones contra la aburrida realidad.

Esta relectura subió mi apreciación, principalmente porque fue refrescante encontrarme con una historia entretenida y personajes carismáticos después del chasco de Sentido y Sensibilidad (esquivaré sus tomatazos).

Catherine es una heroína entrañable, ingenua, dulce, y en esta ocasión fue mi guía, descubriendo los tejemanejes del resto de los personajes desde su punto de vista. Cathy es un persona sensible, que ve lo mejor de los demás y lamentablemente se ve arrojada a un mundo mucho más cruel y despiadado del que ella está acostumbrada. Vivir en un entorno idílico, como bien señala Eleanor Tilney en algún momento de la novela, no ha preparado a Catherine para vivir en el “mundo real”. Por lo mismo, sufrimos cuando se percata de que sus supuestos amigos no son más que unos embusteros, y que tanto ella como su hermano se ven perjudicados por los juegos de Isabella.

En La abadía de Northanger Catherine ve sus afectos comprometidos, por un lado, por Isabella Thorpe, y por otro, los Tilney, particularmente Henry, lo que la pone en situaciones difíciles debido a que Isabella y Tilney entienden de maneras distintas el interactuar en sociedad.

Lo sorprendente es que Henry Tilney escapa del modelo del héroe austenita, proponiéndonos uno más carismático, divertido y juguetón. Tilney azuza a Cathy a pensar, a formar su propia opinión, a desafiar las convenciones sobre la educación de una dama; es por ello que Henry, para mí, se ha ganado el mote del personaje feminista de Jane Austen.

Isabella, por otro lado, es el Wickham de esta historia, es ese personaje doble estándar, que al principio hace caer a la protagonista en su trampa, pero que tarde o temprano recibe de su propia medicina porque construyó su caída.

Además, fuera de lo cómico que resulta la historia en general, Jane Austen no deja de criticar la falsedad, las amistades por conveniencia y cómo el dinero mueve a las personas. Creo que estas temáticas traspasan épocas, y por ello Austen sigue siendo una autora vigente: supo estudiar al ser humano y luego expresar sus fortalezas y debilidades de una manera limpia, sin engaños, sin parches.

Cierro este comentario aludiendo a una idea que encontré potente, y que se repite hoy: no debemos tomarnos a la ligera el llamar a alguien “amigo”. La amistad no es solo tener cosas en común; es, como toda relación, algo que se construye, algo que tiene altos y bajos pero que es íntegro el cien por ciento del tiempo. Por ello, una persona no puede ser nuestra amiga al mes de conocerla; el tiempo es vital para construir y mantener una amistad. Siempre es mejor tener un amigo valioso que diez pasajeros.


Comentario de las adaptaciones

NORTHANGER ABBEY
Película para TV. ITV. 2007. Con Felicity Jones como Catherine Morland y JJ. Field como Mr. Tilney.

Tengo una preferencia particular por esta película. Aquí me enamoré de los actores, y les sigo la pista desde entonces. Y es que JJ. Field y Felicity Jones interpretan a Henry Tilney y Catherine Morland de manera entrañable. Desde el minuto uno hasta el final de la adaptación se mantienen dentro del personaje, incluso cuando la libertad del guionista lleva a Cathy a padecer unas pesadillas un tanto morbosas, por decir algo.

Es cierto que también se toma otras libertades, pero en general esta película se acerca bastante al libro: Isabella, Eleanor, el general Tilney, Mr. Thorpe, todos están muy correctos.

También la ambientación es una delicia: la casa de Cathy, las escenas en la ciudad, la abadía propiamente tal reflejan, a través de sus colores y encuadres, las emociones y preguntas de la protagonista.

Creo que es un excelente punto de partida para descubrir las obras de Austen en la pantalla (ya sea grande o chica).

Lo mejor: El reparto. JJ. Field como Henry Tilney.
Lo peor: Las pesadillas de Cathy. El recorte de algunas escenas relevantes en el libro.
Lo interesante: Las escenas de Isabella mostrando sus verdaderas intenciones. La carrera de caballos entre Cathy y Henry (momento tierno).

Concluyendo, La abadía de Northanger es ideal para aquel lector que quiere conocer a Jane Austen, pero se siente intimidado por su fama y/o la extensión de sus otros libros. La abadía es una lectura entretenida, mordaz y actual, donde se cuestiona la amistad verdadera y, aunque no lo crean, si leer muchos libros puede ser perjudicial.