The Raven Boys. La profecía del cuervo ~ Maggie Stiefvater

13.3.19

The Raven Boys · Maggie Stiefvater
The Raven Cycle #1 (de 4)
SM · 2013
424 páginas
ISBN 9788467563368
La profecía del cuervo · Los saqueadores de sueños · El tercer durmiente · El Rey Cuervo
Cada año, la noche de San Marcos, Blue Sargent acompaña a su madre al camino de los espíritus para ver a los que morirán en los siguientes doce meses. Sin embargo, este año es distinto: Blue, la única de su familia que no tiene facultades adivinatorias, ha visto a uno de estos espíritus, y eso solo puede significar que es su amor verdadero o que lo va a matar.

Él se llama Gansey y es el estudiante más rico del colegio privado más elitista de la zona, la Academia Aglionby, cuyo emblema es un cuervo que todos los estudiantes llevan bordado en el jersey. Junto a Adam, un estudiante brillante, celoso del poder económico de sus compañeros; Ronan, un chico con problemas emocionales desde la muerte de su padre, y Noah, el observador taciturno que apenas habla, forman los chicos del cuervo, y están empeñados en descubrir la ubicación de la tumba del último rey galés, Glendower, el Rey Cuervo.

Blue sabe que debe mantenerse alejada de ellos, porque los chicos del cuervo siempre traen problemas. Aunque nunca podría imaginarse el siniestro y oscuro mundo que los rodea, donde la magia dejará de ser un juego para convertirse en una amenaza mortal.

Comentario personal

Mi relación con Maggie Stiefvater era de amor-odio hasta este libro. Su trilogía Los lobos de Mercy Falls me dejó muchos malos recuerdos; los únicos que salvaron la situación fueron Isabel y Cole (y me alegré mucho cuando salió la novela de Cole). Así que me enfrenté a La profecía del cuervo con cierta reluctancia, a pesar de todos auguraban una lectura maravillosa.

Debo confesar que estoy sorprendida: no sabía qué iba a encontrar, la sinopsis sonaba cliché y en su momento venía saliendo de un reading slump de medio año. ¿Qué hallé? Una historia novedosa, con misterios novedosos, personajes interesantes y variados, y la promesa de una saga alucinante.

Lo que quería era ver algo que nadie más pudiera ver. Quizá estuviese pidiendo más magia de la que había en realidad.

La protagonista, Blue, pertenece a una familia extraña, por llamarle de una manera. Tiene ciertas capacidades que la vinculan al mundo paranormal, y es debido a algo que ve en la noche de San Marcos que su camino se cruza con el de los chicos del cuervo: Gansey, Adam, Ronan y Noah.

No voy a explicar nada más porque una de las cosas más geniales de este libro es que debes leerlo sin tener idea de lo que la autora pretende con él. Es verdad que tiene algunos detallitos (el más importante, que la propia Blue pase a segundo plano por culpa de otros personajes más interesantes), sin embargo, todo se perdona en pos de ese argumento tan diferente a lo que encontramos usualmente en literatura juvenil contemporánea.

Y bueno, Gansey y Adam se llevan todos los aplausos del mundo. Es increíble cómo la autora consigue construir a dos personajes que son tan carismáticos y, a la vez , que interactúan de tal manera con el otro que lo único que quieres es abrazarlos y protegerlos del mal en el mundo.

El estilo de la autora ha mejorado mucho desde Temblor. Si bien The Raven Boys es un libro más bien lento, sin demasiados altibajos y con pocas sorpresas, nunca te aburre, nunca te satura, y puedes leerlo sin parar. Además, cómo Stiefvater trabaja la psicología de cada personaje es brillante: no hay posibilidad de confundir a Adam con Gansey, ni con Blue, ni con Ronan. Cada uno se destaca, y cada uno se diferencia por su forma de expresarse y de ver el mundo.

Quizá el final fue lo que más me molestó; no cerró bien, se siente desarticulado y apresurado, pero espero que esto se solucione en las 3 novelas siguientes con el fin de terminar con broche de oro en El Rey Cuervo.

En resumen, si están buscando literatura juvenil que los saque un poco de su zona de confort, o que los sorprenda con un planteamiento rebuscado y bien manejado, La profecía del cuervo es su opción. Y, lo mejor de todo, es una saga de 4 libros. Cuatro chicos del cuervo, cuatro libros… debe significar algo, ¿no?

Club de lectura: Mansfield Park

10.3.19

Hola a todos. Me había alejado un tiempo del blog, evaluando si valía la pena mantener este espacio abierto o dedicarme ciento por ciento a mi cuenta de Instagram, donde actualmente paso casi todo el tiempo que dedico a las redes sociales (el cual no es mucho). Pero por alguna razón, estas últimas semanas me ha estado dando vueltas en la cabeza la idea de regresar a este lugar y bueno, creo que le daré una segunda oportunidad a blogger antes de arrojar la toalla por completo. Por mientras, iré actualizando algunas reseñas que se me habían quedado en el tintero, entre ellas, tres o cuatro del club de lectura Jane Austen, el cual concluyó hace ya varios meses.

A modo de recordatorio, encontrarán en el blog comentarios de otros libros de la autora:

Comentario personal

De Mansfield Park tenía pésimos recuerdos. Conocí la historia gracias a la película de TV del 2007 (aquella protagonizada por Billie Piper) y, al verla antes de leer la novela, me había hecho una idea de lo que iba a encontrar entre sus páginas. La primera lectura fue un desastre. Este relectura, por otro lado, me encontraba más grande, con más bagaje lector, y más capaz de soportar a Fanny y compañía. Así que vayamos a la reseña. Les advierto, no hay afecto de mi parte para Mansfield Park, así que no se sorprendan si cada ciertas líneas brota mi mal humor.

Mansfield Park trata sobre la familia Bertram, sobre sus 4 hijos —cada uno muy distinto el uno del otro— y sus relaciones con los hermanos Crawford, todo esto desde la humilde mirada de Fanny Price, una prima sin medios económicos que llega a vivir a Mansfield.

Esta novela es, desde mi punto de vista, la más moralista de Jane Austen, y la que más crítica contiene. Asimismo, es la que más explora los caracteres de los personajes, la que más profundiza en sus posiciones y decisiones, poniendo de manifiesto los defectos de sociedad de su época valiéndose de una galería de personajes muy variopinta.

Fanny, debido a sus orígenes y a sus vivencias en la casona, se distingue mucho de sus primos, y por lo mismo su mirada es parcial e imparcial a la vez: parcial porque se ha relacionado durante años con sus primos, y tiende a manifestar piedad hacia ellos; imparcial porque en un momento Fanny se transforma en un juez rígido y se erige con su superioridad moral por sobre todos los demás, sin ser capaz de ser autocrítica y de admitir sus propios errores y falencias.

Sin embargo, también Fanny es un personaje absurdo en el sentido que toma decisiones absurdas, las cuales atentan contra su salud y su dignidad (eso de no tener fuego en la habitación, de ceder su caballo sin decir ni pío, de caminar kilómetros simplemente por querer saber qué ocurría con su querido Edmund sin preocuparse de su condición física) y, por otro lado, que es exageradamente buena y abnegada (por momentos, una drama queen en todo su esplendor).

Edmund, por otro lado, intenta ser el guía y el hijo perfecto, pero fracasa absolutamente cayendo frente a los Crawford sin darse cuenta. Al final, incluso cuando Edmund se distingue de sus hermanos por sus rígidos principios, termina siendo igual a ellos.

Los Crawford son mis personajes favoritos, y dos de mis “villanos” favoritos de los libros austenitas: su capacidad de manipular, de jugar con las personas, su carisma, su capacidad de conseguir lo que se proponían… Eran simplemente brillantes. Mary rompía los esquemas al dar libremente su opinión, y de hecho en el libro es criticada por Edmund y Fanny por ese “defecto”.

De por sí, Mansfield Park es una novela de negativos: tanto Fanny como los otros personajes representan muchos defectos humanos, y por lo mismo cuesta empatizar con ellos pues es un libro pesimista, no hay personaje que salve la situación. Mansfield es un barco que su hunde, una familia en desgracia, e incluso hasta el final (que para mí es una especie de broche empalagoso con el que se quiere premiar a la heroína) siento que Mr. Bertram está metido en un buen lío al ser esposo y padre de una familia como la suya.

Lo que sí se debe destacar, sin ninguna duda, es que este libro nos recuerda que a pesar de que fue escrito hace 200 años, hay situaciones que no han cambiado en nuestra sociedad, como lo es el doble rasero que se le aplica a un hombre y una mujer en una misma situación. Aunque Henry cae en el mismo error impúdico que Maria, sólo ella paga las consecuencias; Henry es perdonado al instante por las mismas personas que condenan a Maria al ostracismo y la soledad.

En resumen, un excelente retrato de la sociedad de la Regencia, pero un tanto insoportable producto de sus personajes poco carismáticos y su protagonista pusilánime.


Comentarios de las adaptaciones

MANSFIELD PARK
Película para TV. BBC. 1999. 112 minutos. Con Frances O’Connor como Fanny Price y Jonny Lee Miller como Edmund Bertram.

Cuando pienso en esta adaptación, recuerdo lo mucho que me incomoda pensar en que la BBC estuvo detrás de ella, cuando 4 años antes había hecho una maravilla con la adaptación de Orgullo y Prejuicio.

Claramente es una adaptación muy, muy libre. Sí, hay cosas que siguen el mismo rumbo, pero en general, cuando la visualizas, te chocan mucho aquellas cosas que difieren con la historia original. Fanny no es la jovencita delicada y a la que le cuesta dar sus opiniones; Mr. Bertram es uno de los villanos después de que Fanny descubra la verdad detrás de su estadía en las colonias. Miss Crawford tampoco es de mi agrado, francamente el personaje no queda con la actriz. Quizá quienes más me gustan son Edmund y Mr. Crawford, creo que emulan mucho mejor que los demás a sus símiles novelescos.

Esta adaptación no destaca mucho por la visual, ni la música; en general es bastante plana y, después de haberla visto hace ya un tiempo, puedo decir que no es memorable más allá de un par de escenas interesantes (como la de Henry Crawford cortejando a Fanny). El final es un tanto cómico; claramente el director estaba de excelente humor cuando la grabó.

Lo mejor: Jonny Lee Miller como Edmund cuando enfrenta a Mary Crawford hacia el final de la película. Mr. Crawford.
Lo peor: Fanny y su carácter diametralmente opuesto al de la novela. Miss Crawford. Los dibujos de Henry sobre su padre en las Indias Occidentales.
Lo interesante: Las escenas de Mr. Crawford cortejando a Fanny en Portsmouth y la relación de esta última con su hermana Susan.

MANSFIELD PARK
Película para TV. ITV. 2007. 88 minutos. Con Billie Piper como Fanny Price y Blake Ritson como Edmund Bertram.

Esta adaptación es un poco más agradable de ver que la de 1999; sin embargo, también se queda corta en lo que respecta al guión y a los personajes. No sé si existe una adaptación más fiel de Mansfield (creo haber leído por ahí que ninguna le hace justifica a la novela), pero si debo elegir entre la de la BBC y esta, me quedo con la de Billie Piper por lejos.

Aunque ojo, tampoco es que sea la gran maravilla. En esta versión, si bien Piper encarna una Fanny mucho más cándida y relativamente más fiel al original, está demasiado sana, pues el personaje se caracteriza por ser débil físicamente, y acá no vemos a Fanny padecer absolutamente nada. Edmund no me gustó demasiado. En este apartado, Miller es un mejor Edmund que Ritson.

Quienes sí me gustan mucho son Mr. y Mrs. Bertram, quienes comparten una escena muy linda hacia el final, y Henry y Mary Crawford, esta última interpretada por Hayley Atwell, a quien le queda de maravilla el personaje pues tiene el carisma y la astucia de la Mary del libro.

Visualmente esta adaptación es mucho más agradable, con sus paisajes, sus coloridos contrastes, y tiene una composición musical más “campestre”, lo que acompaña muy bien el desarrollo de la historia.

Lo mejor: Mrs. Crawford y su carisma. Los paisajes, la fuerte presencia de la naturaleza y su asociación con Fanny.
Lo peor: El recorte de gran parte de la trama después de que Crawford empieza a cortejar a Fanny. Las hermanas Bertram se ven bastante disminuidas en protagonismo.
Lo interesante: Hay una escena de Edmund entrando al cuarto de Fanny en una situación comprometedora para la época que es bastante curiosa, por decir lo menos.

A modo de conclusión, Mansfield Park es un excelente retrato de la sociedad inglesa de la época de la autora, como ocurre con todas sus novelas. Sin embargo, en esta se exacerban los defectos de los personajes, cayendo un poco en el juego shakespeareano de representar la realidad casi como una caricatura. Puede gustar a muchos, no obstante, para mí es la novela que menos me agrada de Jane Austen, principalmente por sus personajes principales, extremadamente sosos y moralistas, quedando en segundo plano los villanos, quienes destacan ampliamente sobre los primeros.