Dear Classics: Agnes Grey de Anne Brontë

10.7.20

¡Hola! ¿Cómo se encuentran? Espero que bien a pesar de este coronavirus que no se quiere marchar. Por estos lares mucha gente sigue en cuarentena; en mi caso particular, tengo las facilidades para trabajar desde oficina con todos los resguardos así que he conseguido mantener una rutina más o menos normal (aunque nos pasamos todo el día encerraditos en la ofi y tratando de no salir).

Continúo poniéndome al día con el club Dear Classics. Si leyeron la entrada anterior, o si me siguen en Instagram, sabrán que estamos con el ciclo Hermanas Brontë, esto es, leyendo toda la obra en español de estas Charlotte, Emily y Anne. En esta ocasión les traigo la reseña de uno de los libros de esta última autora, la menos reconocida pero no por ello menos importante.

A continuación, mi comentario de Agnes Grey. Cuidado que va con spoilers porque así es el club.

Comentario personal

Había tenido la oportunidad de leer Agnes Grey hace bastante tiempo (allá por 2012, de hecho encuentran mi reseña publicada en el blog aquí), y mi memoria me decía que era un libro quizá no sobresaliente, pero sí entretenido y breve, ideal para el club, sobre todo después de haber leído Jane Eyre, mucho más denso y dramático.

Sin embargo, mis recuerdos de él me jugaron en contra: me parecía un libro más sólido, con más fuerza. Agnes Grey es una historia grata de leer, pues, como ya indiqué, su extensión resulta más cómoda para el lector, y por momentos tiene un tono de comedia que facilita su comprensión. Sin embargo, resulta un tanto insípido en comparación con otros libros de las hermanas (por ejemplo, Jane Eyre, o ni hablar de Cumbres Borrascosas, que he leído en otras ocasiones y que utilizo para medir algunas lecturas), por lo que se avanza con poco ánimo y resulta complejo interesarse mucho por las desgracias de su protagonista.

Creo entender el ejercicio que Anne Brontë tenía en mente con este libro: explora la figura de la institutriz en una época donde el trabajo para una mujer joven, de buena familia, era algo dificultoso, y analiza el rol que esto conlleva. La institutriz era una figura casi fantasmal, que se fundía con las paredes, un adorno del que sus patrones podían disponer. Su poder, su autoridad, sólo era algo simulado, y eso Anne Brontë lo refleja claramente en su libro a través de Agnes quien, lamentablemente, debido a su desconocimiento del mundo, su inocencia y su poca preparación (debido a lo mimada y protegida que había sido por su familia) no la pasa nada de bien educando a los hijos de familias supuestamente educadas. Es a raíz de situaciones descabelladas, y a veces incluso espantosas, que se gana nuestro afecto y comprensión.

Sin embargo, mi crítica es que el relato nos condiciona a pensar y sentir así, por lo que Agnes, sin ello, es una protagonista más bien del montón. Lo notamos especialmente cuando presenciamos el florecimiento de una relación con otro personaje.

En general, siento que esta novela no pasa de ser una anécdota, casi una reseña histórica que poco hace por ganarse al lector. Quizá sea eso lo positivo, el fuerte realismo y la caracterización que realiza de una mujer que debe ganarse el sustento; no obstante, habiendo leído Jane Eyre inmediatamente antes, la comparación no sienta bien, y el libro de Anne pierde puntos con respecto al de su hermana.


Nota: No visualizamos adaptaciones ya que no logramos encontrar ninguna. Se tendrá que solucionar esto algún día, ¿no?

Agnes Grey es el retrato de una joven institutriz que se enfrenta a vicisitudes en un mundo que la considera poco más que una mota de polvo. Recomendable para todo fan de las hermanas Brontë, sin embargo, no le pidas demasiado, pues su planteamiento es más bien acotado y conciso.

Necesito leer: Wicked Saints de Emily A. Duncan

17.6.20


Sección aleatoria para promocionar y/o compartir alguna
lectura deseada, haya sido o no publicada a la fecha.

¡Hola! ¿Cómo están? ¿Todavía encerrados? Espero que dentro de todo, se encuentren sanos y salvos junto a sus familias. El coronavirus no quiere marcharse, así que debemos tomar todas las precauciones del caso, siempre que nos lo permitan las circunstancias (toda mi fuerza para aquellas personas que deben salir a trabajar sí o sí).

Traigo de vuelta esta sección ya que a veces me da por recorrer Goodreads buscando títulos que capten mi interés, tengan o no buenas reseñas. Me atrevo a decir que este cae en la categoría de hype y posterior desilusión para muchos lectores, pero todavía quiero tenerle fe. Es un libro que pinta bien oscuro, y creo que la mayoría de las reseñas negativas apuntan más a la mala prolijidad del desarrollo que a la idea en sí, así que voy a confiar en la Bárbara del pasado y le daré una oportunidad en cuanto pueda.

A girl who can speak to gods must save her people without destroying herself.

A prince in danger must decide who to trust.

A boy with a monstrous secret waits in the wings.

Together, they must assassinate the king and stop the war.

In a centuries-long war where beauty and brutality meet, their three paths entwine in a shadowy world of spilled blood and mysterious saints, where a forbidden romance threatens to tip the scales between dark and light.

Wicked Saints is the thrilling start to Emily A. Duncan’s devastatingly Gothic Something Dark and Holy trilogy.

Lo siento, pero todo ese rollo de los dioses y de tener que asesinar al rey pinta súper bien, y ya me imagino por qué algunos piensan que algo pudo fallar en el camino.

Sin embargo, ¿acaso no he leído cosas que pintaban bien y que han fracasado? (Hola, La maldición del mar. Sip, te hablo a ti).

¿Alguien lo ha leído? ¿Me quieren disuadir, o me animan a comprarlo?

Dear Classics: Jane Eyre de Charlotte Brontë

14.6.20

Con esta entrada comienzo a ponerme al día con el nuevo ciclo del club de lectura que fundamos allá por 2016 con Angie de Navegando entre Libros, Kathe de Verdes las Letras, Priscila de Un Librero Blanco, y al que se ha sumado Dani de Lecturas de Dani.

Decidimos volver a la carga en 2019, después de un descanso al acabar con las obras de Jane Austen, y nos pusimos manos a la obra con las autoras que habíamos planeado: las hermanas Brontë. Leímos Cumbres Borrascosas pero la vida se atravesó en nuestro camino y tuvimos que dejar el club en stand by, así que para retomarlo decidimos comenzar por una de las obras más conocidas de estas hermanas inglesas: Jane Eyre de Charlotte Brontë.

Así que, sin más dilación, les dejo mi comentario. Ojo, que todos los comentarios tienen SPOILERS.

Comentario personal


Recordaba mi primera lectura de Jane Eyre como un ejercicio mal ejecutado. Tenía la miniserie encima, recordándome la sorpresa de la trama, así que me sentí defraudada cuando ocurrió lo que tenía que ocurrir. Eso fue allá por el 2012, así que esta vez me enfrenté a la prosa de Charlotte Brontë con más entereza, y descubrí una historia rica en matices, con una protagonista fuerte, impetuosa, decidida y fiel a sí misma.

Es inevitable comparar esta obra a las otras novelas de sus hermanas, o incluso a historias de otras autoras emblemáticas de la narrativa inglesa, como Jane Austen (a quien ya leímos y diseccionamos en el club con una rigurosidad digna de aplausos). Es debido a ese contrapunto que por momentos podía sentir los puntos más bajos de la historia de nuestra sencilla y callada Jane, una jovencita cuya vida parece destinada al sufrimiento, pero que jamás pierde la esperanza de un futuro más brillante, más elevado.

Desde el inicio de la novela asistimos a los martirios de Jane. Primero, en la casa de su tía, la Sra. Reed, una mujer que no siente ni una pizca de afecto por la niña y quien acaba desterrándola a un instituto para huérfanas; luego, en dicho orfanato, donde vivimos eventos tan traumáticos como denigrantes; para finalmente llegar al nudo de la novela en Thornfield Hall, donde Jane estará a punto de perder lo más preciado: su propia integridad.

No hay página de Jane Eyre que no describa un padecimiento, un dolor del alma, una tristeza. Parece una obra plagada de negativos; es apenas hacia el final que atisbamos la luz, pero esa lumbre es una vela que soporta los embates del gélido viento de la resignación (pues Jane acepta al único hombre que la amado en su corta vida, en su mundo pequeño y apacible). La autora se ensaña con su protagonista (o más bien con sí misma), hasta el punto en que decide incluso lanzarla a la calle, de manera literal, y convertirla en una mendiga.

No es una novela apta para los débiles de corazón. Es una especie de calvario descrito con un estilo poético; no abundan las descripciones soporíferas, no se embarca en elucubraciones interminables, pero sí castiga a su protagonista con pruebas casi insalvables una y otra vez. Es nuestra empatía lo que exige Charlotte Brontë, no nuestra piedad; es nuestra capacidad de ponernos en el lugar de Jane Eyre, no de compadecerla.

A pesar de la maravilla que supone esta "autobiografía", no es ajena a ciertas contradicciones y puntos flacos. Uno de los más sensibles, el presentarnos a Jane como una mujer sensata, fiel a sí misma y a sus principios, y al mismo tiempo capaz de encapricharse de un hombre que podría ser su padre. Sólo lo podemos achacar a que el Sr. Rochester, su patrón, es el único hombre en su vida capaz de mostrarle afecto y amor.

Tampoco me deja indiferente la conveniente herencia que Jane recibe de su tío John Eyre, y el repentino parentesco que le une a Diana, Mary y Saint John Riviers, sus salvadores (todo esto me recuerda a La Abadía de Northanger, y cómo Austen parodiaba a la novela gótica). Y por último, la insistencia de Saint John en casarse con Jane, algo que añade un poco de drama al asunto.

Resumiendo, Jane Eyre es un clásico digno de la fama que le precede, de manera particular porque ensalza a la protagonista por sobre cualquier otro personaje, dotándola de una fuerza y una intrepidez un tanto inusuales para alguien de su posición (una joven y pequeña institutriz), a la vez que nos introduce a través de los ojos de Jane a la compleja vida de una mujer sin recursos en la Inglaterra de principios de 1800.



El ancho mar de los Sargazos


Estábamos en medio de la lectura de Jane Eyre cuando descubrirmos que existía un libro precuela, no escrito por Charlotte Brontë —obviamente—, y que además exploraba un tópico que sacó chispas en la discusión con las integrantes del club: la loca del ático.

El ancho mar de los Sargazos fue escrito por Jean Rhys, y explora la vida de Antoinette Cosway, a quien conocemos en Jane Eyre por otro nombre y en otro rol radicalmente distinto. Primero quiero aclarar algo: no me agrada mucho Rochester. Y no porque sea un personaje mal construido, sino porque son sus defectos los que no puedo perdonar: es mentiroso, arrogante e incluso violento. Hubiese preferido que Jane conociera a más patrones, a más hombres, y pudiese comparar. Es por eso que Rochester en El ancho mar de los Sargazos no es una sorpresa en lo absoluto.

Si bien el ejercicio de Rhys es interesante, el estilo que utiliza no es muy fácil de seguir, y eso se debe tal vez al personaje al que intenta darle voz. La vida de Antoinette es una cosa muy retorcida, que por momento no tiene sentido en lo absoluto. Aunque creo que aporta a Jane Eyre en ciertas áreas, por lo general sentí que la novela era más bien una mezcla extraña entre un ensayo y un fanfic, con un lenguaje excesivamente rococó y que poco ayudaba a conectar con la historia de Antoinette, lo que claramente es un despropósito ya que lo que nos motiva a leer es justamente conocer a este personaje.

Sí me gustó que avistamos esa naturaleza corrupta de Rochester, amado y odiado a partes iguales por los lectores —más odiado en mi caso, jeje—, y también todo aquello con lo que dicho personaje lidió pero que Brontë decidió omitir: colonialismo, esclavitud, racismo, etc.

Lectura obligatoria para los fans de Jane Eyre.



Comentario de las adaptaciones

JANE EYRE
Película, 1943. Con Joan Fontaine como Jane Eyre y Orson Welles como Mr. Rochester.

Esta es una película en blanco y negro, a la usanza de aquella época: bien dramática, con una protagonista hermosísima y música tétrica por momentos. También, como es típico, sufre bastantes recortes y se toma algunas licencias artísticas.

La película empieza directamente con la visita de Mr. Brocklehurst a Gateshead Hall, donde Jane vive con su tía y sus primos. La escena en la que ella se marcha es, por decirlo de alguna manera, chocante: de su interior deja salir todo su odio hacia la mujer que la está abandonando. Lowood es una cosa terrible, me impactó una escena en la que una profesora chasquea los dedos y las niñas se mueven como mascotas bien adiestradas. Dolor. Aquí tenemos una licencia bastante grande: Rivers es el doctor que atiende a las niñas en Lowood, así que ya con eso se nos adelanta que toda su trama o no estará presente, o será completamente diferente.

Por lo general, me atrevo a decir que es una primera aproximación que no agradará mucho a los fans más acérrimos de la novela. Jane es demasiado bella, Welles es demasiado seco y parco, la declaración tiene un árbol partido por un rayo —¿qué es esto, Como agua para chocolate?—, y Welles se lanza unos gritos bien desabridos hacia el final.

La música es una cosa portentosa, eso no lo podemos negar. La escenografía, por otro lado, se queda corta: Thornfield parece un castillo medieval y las escenas en exteriores resultan poco creíbles. En definitiva, que no me gustó mucho.

Lo mejor: La música. La silueta de Bertha casi como un fantasma que atenta contra la felicidad de Jane.
Lo peor: Las licencias exageradas. Welles y su grito desahuciado. La actriz que interpreta a Blanche se ve demasiado mayor.
Lo interesante: Rivers como doctor. Jane tocando el piano.


JANE EYRE
Película, 1970. Con Susannah York como Jane Eyre y George C. Scott como Mr. Rochester.

Pues que lo primero que me sorprendió de esta adaptación fue que ¡la música está compuesta por John Williams! Ya con esto gana puntos.Esta adaptación omite por completo todo lo relacionado a Gateshead Hall, pues comienza directo en Lowood, con la llegada de Jane al orfanato. El retrato de este infernal lugar me sacó lágrimas: hay una crueldad implícita en cada escena que te aprieta el corazón.

Tanto Jane como Rochester se ven bastante mayores. No me molesta tanto con él, pero con Susannah York me pasa que además su voz consigue que la percibamos como alguien mucho más adulta y madura, y pierde aquellas características que contrastan a la protagonista con Rochester.

Por lo general, al igual que con la adaptación del 43, se toma bastantes licencias. Tenemos el caso de la Sra. Fairfax, que por una miradita se nos da a entender que sí sabe sobre el secreto de Rochester, o Rivers, quien es apasionado y hasta abraza a Jane en medio de su tremendo discurso “romántico”.

Cabe la pena destacar nuevamente la música, que en algunas escenas consigue que se te pongan los pelos de punta, y la escenografía y juego de colores: escenas oscuras y terroríficas versus las brillantes y alegres que representan los pocos momentos de alegría en la vida de Jane.

Lo mejor: La música de John Williams. El crudo retrato de Lowood.
Lo peor: Jane se ve muy adulta. Transiciones entre escenas toscas, con poca prolijidad. Las benditas licencias artísticas.
Lo interesante: Rochester cantando. Rivers soltando su declaración con toda la pasión del mundo.


JANE EYRE
Película, 1996. Con Charlotte Gainsbourg como Jane Eyre y William Hurt como Mr. Rochester.

Esta película también me sacó lágrimas, y como no podía ser otra cosa, la culpa la tiene Lowood. Hay escenas con música sublime que son muy conmovedoras —como Helen dándole un pan a Jane, o Miss Temple consolando a las niñas después de que les cortaran el cabello—, que es sinónimo de la excelente construcción de la amistad entre Jane Eyre y Helen. En pocas tomas el director y el guionista consiguen que sintamos mucha empatía hacia estas dos pequeñas, por lo que los sucesos posteriores golpean con mucha más fuerza.

Sin embargo, debo confesar que sólo la primera mitad de la película se salva, la otra no me gustó nada. Mucho tiene que ver la pésima química entre Gainsbourg y Hurt, además de lo robóticos que resultan ambos. A Rochester le falta pasión; con el pasar de las escenas gana en interpretación, pero nunca alcanza al del libro. La interpretación de Gainsbourg como Jane es más cercana al personaje, pero no resulta creíble que se enamore de Rochester en ningún momento.

El guión se toma bastantes licencias pasado el ecuador de la adaptación —en la confesión omite frases claves, imperdonable aquello—, y pierde mucho con los actores y la dirección. Las escenas más importantes son muy frías, casi indiferentes, y el espectador no consigue empatizar con la historia de Jane. En definitiva es una de las adaptaciones que menos me dejó, en particular por la dinámica de Jane y Rochester, que debería ser la guinda del pastel.

Lo mejor: Música y escenografía maravillosas. Lowood.
Lo peor: Nula química entre Jane y Rochester. Interpretaciones robóticas. Ambientación deficiente en las escenas más tétricas.
Lo interesante: Se reemplaza el dúo de Rochester y Blanche por un baile.


JANE EYRE
Película, 1997. Con Samantha Morton como Jane Eyre y Ciaran Hinds como Mr. Rochester.

Esta adaptación se toma bastantes licencias en términos de guión —y hay tomas graciosas que le quitan seriedad al asunto—, pero Morton y Hinds como Jane y Rochester respectivamente son bastante decentes.

La primera parte resume bastante lo que ocurre en Gateshead Hall y Lowood, y no tiene tanto peso como en otras versiones. Rochester es bastante más pesadito, su violencia en ciertas escenas exacerba aquellos aspectos del personaje que en libro eran más bien una pincelada —aunque me parece bien ese énfasis—, y Jane tiene gestos y miradas más desafiantes —si bien hay una escena en particular que no queda bien pues se sale demasiado de lo que es el personaje—. Acá la dinámica entre ambos sí es creíble, y la historia está contada de tal manera que resulta fácil seguirla, con buenas transiciones y excelente música.

Sí debo destacar que Saint Johns Rivers es Rupert Penry-Jones, y ¡oigan!, es casi imposible rechazarlo, jeje. Esta parte es bastante acelerada (Mary no existe de hecho), y se omite todo el rollo de la herencia y el tío John Eyre, así que Jane regresa a Thornfield sin nada más que lo puesto, algo mucho más realista que lo que plantea el libro, con esa herencia caída del cielo. La escena final es muy triste.

Lo mejor: Samantha Morton muy sólida como Jane. Buena música. Rochester pesado y violento, como siempre debió ser.
Lo peor: Jane se sale del personaje del libro en algunas escenas por culpa del guión. La escena de la boda tiene una parte graciosa que le quita dramatismo al descubrimiento del secreto de Rochester.
Lo interesante: Rupert Penry-Jones como Rivers. En esta adaptación es más explícito que Rochester quería poner celosa a Jane con Blanche Ingram.


JANE EYRE
Película, 2011. Con Mia Wasikowska como Jane Eyre y Michael Fassbender como Mr. Rochester.

Como es usual en las adaptaciones más modernas, el director opta por seguir una narrativa no lineal, para hacer más atractiva la historia para el espectador —supongo que es ese el motivo, ya que de todas maneras se podría seguir un ritmo lineal sin problemas—, por tanto, tenemos que la película empieza con Jane escapando de Thornfield, y en su delirio volvemos al pasado, a los tristes días en Lowood, mientras en el presente despierta para encontrarse a los Rivers cuidándola. Las breves escenas con Helen son conmovedoras: el afecto sincero de dos niñas en un mundo que reniega su existencia.

Wasikowska y Fassbender se apegan bastante bien a la interpretación clásica de los personajes; él, en particular, le saca lustre al lado más arisco de Rochester, y ella, a ese aspecto juvenil, etéreo y seco, sin embargo, no son mis favoritos. Se presenta también una mirada más benévola sobre Saint John: sonríe, es más humano que en otras adaptaciones.

La música es de diez y el director juega mucho con las luces y las sombras, en las escenas con iluminación a vela sobre todo, aumentando ese aire tétrico que tan bien queda con el libro. Aplausos para la escena previa a la partida de Jane de Thornfield, muy bien ejecutada.

Lo mejor: La música espectacular. La iluminación. Un Saint John más humano.
Lo peor: Fassbender se queda corto. No existe Miss Temple.
Lo interesante: La escena previa a la partida de Jane es sublime, y pone de manifiesto el carácter de la protagonista, que no faltará a sus principios.


No he comentado la adaptación de la BBC de 2006, una miniserie de 4 capítulos, ya que no la visualicé para la lectura del libro en el club, sino que muchos años antes, pero mantengo mi apreciación de que es la mejor conseguida de todas: Ruth Wilson es una Jane Eyre magnífica y Toby Stephens no se queda atrás como Rochester. Si me debo decantar por una adaptación, que sea esta. Ciento por ciento recomendada.

Resumiendo, Jane Eyre es una novela completamente vigente para las generaciones actuales: su aguerrida protagonista, sus personajes bien perfilados, su trama con un toque oscuro, los parajes fríos y desolados de la campiña inglesa, todo suma para regalar al lector una historia que se convertirá, estoy segura, en la favorita de muchos.

Un dueto oscuro ~ Victoria Schwab

6.6.20

Our Dark Duet · Victoria Schwab
Monstruos de Verity #2 (de 2)
Puck · 2018
480 páginas
ISBN 9788496886964
Una canción salvaje · Un dueto oscuro
El mundo cae a pedazos. Y ellos también.
Kate Harker no teme a los monstruos. Los caza. Y lo hace muy bien.
August Flynn alguna vez tuvo el anhelo de ser humano. Pero ya no. Tiene un papel que cumplir. Y va a cumplirlo, cueste lo que cueste.
Empezó la guerra.
Los monstruos están ganando.
Kate tendrá que regresar a Verity. August tendrá que dejarla entrar otra vez. Y un nuevo monstruo espera... un monstruo que se alimenta del caos y que hace aflorar los demonios internos de sus víctimas. ¿Cuáles serán más difíciles vencer: los monstruos contra los que pelean, o sus monstruos internos?

Comentario personal

Comencé esta segunda y última parte con cierto temor. Si leyeron mi reseña de Una canción salvaje, estaba francamente decepcionada por cómo la autora había llevado la historia. Pero alguien estaba allí para salvarla, y esa es Kate, una protagonista que hacía mucho no encontraba en la literatura YA. Que sí, que August es un cinnamon roll y todo, pero tanto en Una canción salvaje como en esta segunda parte es Kate quien se roba todas las escenas, es quien con su sola presencia impulsa al lector a descubrir su historia, a ver qué esconde detrás de esa faceta de chica mala que, sabemos desde el minuto uno, es un simple escudo.

Un dueto oscuro comienza de la mejor forma: con Kate en Prosperity, una ciudad sin tanta violencia como Verity, pero donde también han estado ocurriendo cosas extrañas. Averiguar qué hay detrás del silencio de la policía la lleva a ponerse en contacto con un grupo de chicos denominados Guardianes, quienes hackean las redes del gobierno y así Kate hace uso de todo lo aprendido en 6 internados y decenas de peleas. Por otro lado tenemos a August, a quien lo persigue la voz de Leo y quien, presuntamente, ha renunciado a su humanidad para convertirse en lo que todos esperan que sea: un monstruo.

Este libro no es para corazones frágiles, porque desde el anterior sabemos que la historia de August y Kate será una complicada hasta el mismísimo final. Como expresa muy bien Victoria en sus agradecimientos, en una novela donde la supervivencia es una lucha constante, donde los monstruos pueblan el día y la noche, es lógico que las cosas no puedan terminar con todo el mundo feliz comiendo perdices. Y a pesar de todo, mi pobre corazoncito se siente en paz. Si leyeron este libro, saben a qué me refiero.

En general, me parece que Un dueto oscuro mejora con respecto al anterior, sobre todo porque entendemos de qué va la cosa, qué y quiénes son los monstruos que viven en Verity, y especialmente contra quiénes luchan los humanos. Sí me hubiese gustado un poco más de trasfondo en lo que respecta a las luchas de poder al interior de la Fuerza de Tareas de Flynn (FTF), pues todos tenemos claro que los humanos son especialistas para nunca ponerse de acuerdo en nada y cualquier drama al interior de la FTF prometía mucho. Sólo queda en una pincelada gracias a Kate, de otra manera no nos enteramos. También me hizo falta un cierre para los Guardianes, pero a veces es parte de la vida que las cosas queden inconclusas.

Siento, de todas maneras, que la historia es muy apresurada; en su conjunto, cuesta conectar emocionalmente con esta bilogía, pero quizá tiene que ver con el mundo que retrata, con los personajes que lo pueblan, más que con el estilo de la autora, ya que al menos esta segunda parte se lee rapidísimo y engancha.

Si tienen ganas de perderse en una historia ágil, con dos protagonistas que lo darán todo hasta la última página, Los Monstruos de Verity es una excelente opción.


PD: Sniffff. (Por alguna razón me he acordado de la trilogía Legend con estos libros).

Una canción salvaje ~ Victoria Schwab

25.5.20

This Savage Song · Victoria Schwab
Monstruos de Verity #1 (de 2)
Puck · 2018
410 páginas
ISBN 9788496886896
Una canción salvaje · Un dueto oscuro
Kate Harker quiere ser despiadada como su padre. Tras cinco años en los que pasó por seis internados, al fin regresa a casa para demostrar que puede serlo.
August Flynn quiere ser humano. Pero no lo es. Es un monstruo, capaz de robar almas con una canción. Es uno de los tres monstruos más poderosos de una ciudad plagada de estas criaturas. El arma secreta de su propio padre.
Su ciudad está dividida.
Su ciudad está desintegrándose.
Kate y August son los únicos que pueden ver ambos lados, los únicos que podrían hacer algo. Pero ¿cómo te decides a ser héroe o villano cuando es tan difícil distinguirlos?

Comentario personal

A diferencia de la trilogía Shades of Magic o La ciudad de los fantasmas, no preví que me costaría tanto entusiasmarme con Una canción salvaje. Había recibido buenos comentarios del libro, a varios conocidos les había gustado así que mis expectativas eran razonables, pero me encontré con un detalle importante que me obliga a mirarlo en menos, y es que no puedo perdonar que un libro tarde 200 páginas en entusiasmarme.

Quizá el problema tiene que ver con que manejamos varios conceptos fantásticos que tardamos en comprender; su explicación se retrasa, quizá para mantenernos expectantes, pero en mi caso esta decisión de la autora fue contraproducente pues sentía que me perdía en la historia. De hecho, como suele pasar cuando un libro no me atrae mucho, fueron los personajes los que me impulsaron a seguir leyendo, y particularmente su dinámica una vez se conocen.

Kate es hija de un hombre que se jacta de ser el malo de la película, pero desde el inicio vemos que la idea de Kate de ser igual que su padre es una farsa: su buen corazón se nota a leguas. Por otro, August, el monstruo quien lucha contra lo que es, y que representa a todos aquellos que desean ser mejores personas a base de esfuerzo. Son dos polos opuestos: la chica que quiere ser un monstruo, el monstruo que quiere ser un simple chico. Gracias a que en el último tercio interactúan de forma directa volví a recuperar mi interés en la lectura, de otra manera se hubiera ido a la pila de los abandonados.

También tuve problemas con el estilo: me pareció un tanto insípido y superficial. Parecía artificiosamente preparado para no entregar información y mantener en vilo al lector con la promesa de que podría descubrir la verdad en el momento oportuno. Es una narración seca, salpicada por momentos por frases para enmarcar, pero en general queda lejos de lo que disfruté en Shades of Magic.

Me alegra no haber empezado a leer a esta autora con este libro, de otra manera me hubiese decepcionado profundamente. Tal vez fue mala idea leerlo tan cerca de Conjuro de Luz, que todavía me tiene de duelo... De todas maneras, esto ayuda a aterrizar mis expectativas con esta autora, que tanta fama ha conseguido este último tiempo.

Una corte de hielo y estrellas ~ Sarah J. Maas

22.5.20

A Court of Frost and Starlight · Sarah J. Maas
A Court of Thornes and Roses #3.5 (de 6?)
Planeta · 2018
240 páginas
ISBN 9789504963448
Una corte de rosas y espinas · Una corte de niebla y furia · Una corte de alas y ruina · Una corte de hielo y estrellas
La esperanza entibia la noche más helada.
Feyre, Rhys y su círculo más íntimo de amigos están muy ocupados reconstruyendo la Corte de la Noche y el vasto mundo que la rodea. Pero el Solsticio del Invierno finalmente se acerca, y con él, cierto alivio ganado con mucho esfuerzo.
No obstante, esta atmósfera festiva no conseguirá detener las sombras del pasado que acechan sin tregua. Mientras Feyre transita su primer solsticio de invierno como Alta Dama, descubre que sus seres queridos tienen más heridas de las que había imaginado: cicatrices que impactarán de manera irrefrenable en el futuro de su Corte.

Comentario personal

¿Cuál es el gusto de algunos autores de estirar innecesariamente el chicle del “éxito”? (Entre comillas, si leyeron mis reseñas sabrán comprenderlo). Una corte de hielo y estrellas no aporta nada nuevo, a excepción de ser una novella que continúa destruyendo personajes allí por donde leas.

Ya comenté en la reseña de Una corte de alas y ruina que Maas hace gala de una estrategia impresionante para aumentar la cantidad de páginas de sus libros: el relleno. Y este libro es relleno y más relleno, hasta el punto de que no tienes ni la más mínima idea de por qué se te ocurrió leerlo en primer lugar. Escenas que buscan conmover (sobre todo las protagonizadas por Feyre) abundan; las intervenciones patéticas por parte de Rhys, y en especial aquellas que involucran a Tamlin, son horribles, especialmente por cómo la autora se ensaña con sus propios personajes.

Sólo algunos incisos son satisfactorios, como los de Nesta, que si bien es un personaje que aborrezco (porque es francamente insoportable y me parece que tiene un corazón más frío que el hielo, mira eso de permitir que una de tus hermanas arriesgue su vida todo el tiempo por ti y tú que ni te inmutas, malagradecida), promete demasiado y quizá, sólo por ella, me atrevería a leer otro libro en esta saga. Ah, y por Lucien. Pobrecito.

En fin, tienes que ser muy, pero muy fan de esta historia para animarte con este libro 3.5. De otra manera, puedes prescindir de él sin inconvenientes. Yo podría haber sobrevivido, no sé qué me empujó a leerlo, la verdad. ¿Será la maldición de las portadas bellas, o el TOC de leer todos los libros de una saga? Vaya uno a saber.

Club de lectura Jane Austen: Recuerdos de Jane Austen (Biografía)

20.5.20

¡Hola! ¿Cómo se encuentran? Espero que el coronavirus no haya llegado a sus vidas, que ustedes y sus familias se encuentren fuertes y sanos. Por estos lares estamos entrando al invierno, así que además de ese virus hay que tener cuidado con la influenza, la gripe, y cuanto bicho se puedan imaginar. Siento que con cada año que pasa el otoño es cada vez más corto: este año pareciera que saltamos del verano directo al invierno, de no ser porque logré ver algunas hojitas rojas y amarillas en los árboles.

En abril les traje la penúltima entrada del club de lectura Dear Jane, y ya con esta estaría al fin cerrando lo que fue una tremenda proeza para las integrantes del club: no es menor darse un atracón de las obras de Austen y discutirlas en medio de una abundante once con tecito y dulces, jeje.

Comentario personal

Sabíamos que el ciclo de Jane Austen cerraría con su biografía, la cual fue escrita por nada menos que su sobrino James Edward Austen-Leigh, hijo del hermano mayor de Jane, quien vivió durante su infancia en la misma casa en la que se había criado su tía.

Lamentablemente, esa cercanía con su literata pariente no lo dota de una narrativa muy grata: en un principio esta biografía me pareció un tanto soporífera, debido a las descripciones dilatadas que el autor hace del mundo en el que vivió Jane Austen; ya cuando pasa a escribir sobre su vida, sus costumbres y su talento es posible disfrutar mucho más la lectura.

Según James, Jane Austen era una mujer vivaz, divertida e ingeniosa, y de allí, de su propia alma atrevida e inquisitiva, nacieron sus historias y sus personajes, los que hablan del mundo interior de la persona que les dio vida.

Resulta especialmente triste conocer que el mundo perdió a Jane Austen a temprana a edad; de haber sobrevivido algunos años más, seguramente habríamos disfrutado otras novelas incluso más deliciosamente cómicas e interioristas.

No puedo ponerle nota a este libro porque no es posible valorar la vida de una autora de este calibre. Su legado es invaluable, y gracias a Austen es que podemos disfrutar de otras historias igual de maravillosas; fue ella quien abrió las puertas a un mundo que otras autoras se atrevieron a explorar con el mismo tesón e incluso más pasión. No podemos desconocer que Jane Austen ha trascendido las fronteras del tiempo y el idioma para alcanzar la inmortalidad: vive en sus novelas y en el corazón de sus fieles lectores.

El mundo fue bendecido con el nacimiento de la escritora Jane Austen, eso es algo innegable. Que los astros se alinearan para que esta joven autora escribiese obras que sobreviven hasta el día de hoy es algo que me emociona y asombra a partes iguales.

Estoy segura de que muchas generaciones venideras seguirán disfrutando del cómico antagonismo de Lizzie y Darcy, de la conmovedora carta del capitán Wentworth, de las tonterías de Catherine Morland, de la astucia de Lady Susan, de los geniales y maquiavélicos hermanos Crawford.

Gracias Jane, por todo.


La maldición del mar ~ Shea Ernshaw

17.5.20

The Wicked Deep · Shea Ernshaw
Autoconclusivo
Puck · 2018
320 páginas
ISBN 9788492918010
Tres jóvenes hermosas e incomprendidas llegaron al pueblo de Sparrow, en 1822.
Tres jóvenes hermosas e incomprendidas fueron ejecutadas por brujería un año más tarde.
La vida de las tres jóvenes se la llevó el mar.
Entonces cayó una maldición sobre Sparrow y, en el aniversario de la muerte de las hermanas Swan, la historia se repite. Ellas han vuelto con sed de venganza. ¿Quién podrá escapar de la maldición del mar?

Comentario personal

La maldición del mar es un libro que te presenta una sinopsis muy interesante. ¿Una maldición que aqueja a un pueblito costero? ¿Tres hermanas acusadas de brujería que fueron ahogadas hace doscientos años? Lástima que todo esto es sólo el maquillaje de una historia en la cual abundan los clichés juveniles de mediados de los 2000, al más puro estilo Crepúsculo.

De antemano les pido disculpas si acabo destripando parte de la trama, pero es que no hay forma de contener mi enojo ante tremendo chasco. El libro empieza con Penny, “una chica que no es como las demás”, en su último día de clases. Se viene la temporada estival y, con ella, el morboso espectáculo que año a año sacude a Sparrow: las hermanas Swan, ahogadas hace doscientos años, poseen los cuerpos de tres muchachas y comienzan a ahogar a chicos en venganza por lo que el pueblo les hizo.

Las cosas cambian cuando Bo llega al pueblo y pide trabajo a Penny, quien reside en una isla con un faro: es un forastero que no tiene idea de la maldición que aqueja al pueblo, y ha llegado en la peor época. Cuando él la salva durante una fiesta (a la que ella no quería ir en primer lugar, pero termina siendo convencida por su mejor amiga), Penny se apiada de él y lo lleva a la isla, donde ella reside con su madre, una mujer un poquito desquiciada por culpa de haber perdido a su esposo, quien supuestamente se marchó quién sabe por qué.

Como ven, ya desde los primeros hechos nos encontramos con lo de siempre: protagonista supuestamente aburrida, mejor amiga estupenda, chico misterioso, padre ausente, etcétera. Según las páginas avanzan, nos encontramos con más elementos ya repetidos en un montón de libros YA. Como si fuera poco, el plot-twist es predecible, y el final una cosa absurda que no tiene ni pies ni cabeza.

Los personajes son una especie de estereotipos que apenas tienen personalidad propia, y resulta desconcertante cómo, considerando el tema de los asesinatos, no hay un adulto que se presente en la historia como la voz de la razón. Lo del alcohol y las fiestas igual es algo que no tiene sentido, ¿acaso todos los jóvenes serían tan estúpidos en circunstancias en las que está comprobado que puedes morir y necesitas tener todos los sentidos al ciento por ciento?

En fin, no es un libro que recomiende, y es probable que no vuelva a leer a la autora. Aunque su estilo es agradable, me faltó mucho: desde ambientación hasta un argumento sólido. Si se animan a leerlo, no le pidan mucho, tal vez de esa forma lo disfruten más que yo. Por mi parte, trataré de olvidar que leí este libro.

Necesito leer: The Midnight Lie de Marie Rutkoski

13.5.20


Sección aleatoria para promocionar y/o compartir alguna
lectura deseada, haya sido o no publicada a la fecha.

¡Hola! ¿Cómo están? Espero que sanos y salvos.

Ya saben que esta sección del blog es para babear sobre libros que, tal vez, en algún momento, lleguen a mi librero. El que voy a compartir con ustedes en esta ocasión no se encuentra publicado en español aún, y considerando mi atrofiado inglés, cruzo los dedos para que alguna editorial se anime y lo traduzca.

Where Nirrim lives, crime abounds, a harsh tribunal rules, and society’s pleasures are reserved for the High Kith. Life in the Ward is grim and punishing. People of her low status are forbidden from sampling sweets or wearing colors. You either follow the rules, or pay a tithe and suffer the consequences.

Nirrim keeps her head down and a dangerous secret close to her chest.

But then she encounters Sid, a rakish traveler from far away who whispers rumors that the High Caste possesses magic. Sid tempts Nirrim to seek that magic for herself. But to do that, Nirrim must surrender her old life. She must place her trust in this sly stranger who asks, above all, not to be trusted.

Set in the world of the New York Times–bestselling Winner’s Trilogy, beloved author Marie Rutkoski returns with an epic LGBTQ romantic fantasy about learning to free ourselves from the lies others tell us—and the lies we tell ourselves.

Debo confesar que una trilogía que sorprendió gratamente cuando no esperaba mucho de ella es la Trilogía del Ganador, de Marie Rutkoski. Me encontré con una historia con personajes bien construidos y un argumento que se desarrolla pausada pero contundentemente, con un libro puente de lo mejor. Esta nueva novela de la autora se ambienta en el mismo mundo, así que tengo grandes expectativas. Además, la portada es un plus, ¿no lo creen?

¿Alguien quiere leerlo? ¿Han leído a Marie Rutkoski?

Conjuro de luz ~ V.E. Schwab

3.5.20

A Conjuring of Light · V.E. Schwab
Shades of Magic 3 (de 3)
Destino · 2018
780 páginas
ISBN 9789507324093
Una magia más oscura · Concilio de sombras · Conjuro de luz
El equilibrio de poder finalmente se ha roto… La precaria estabilidad entre los Londres finalmente ha llegado a su punto de quiebre. La oscuridad ha proyectado sus sombras sobre el Imperio Maresh, alguna vez vibrante con la vivacidad roja de la magia. ¿Aprovechará otro Londres para resurgir?
¿Quién caerá? Kell, que creyó ser el último Antari vivo, comienza a flaquear bajo la presión de lealtades rivales. Frente a la tragedia, ¿podrá sobrevivir Arnes?
¿Quién se alzará? Lila Bard, alguna vez una ladrona común —pero jamás corriente—, ha sobrevivido y se ha vuelto cada vez más fuerte al atravesar una serie de combates mágicos. Pero ahora deberá aprender a controlar la magia, antes de que esta pueda consumirla. Mientras tanto, el desprestigiado capitán del Aguja Nocturna, Alucard Emery, reúne a su tripulación y juntos emprenden una carrera contra el tiempo para conseguir lo imposible.
¿Quién tomará el control? Además, un viejo enemigo regresa a reclamar la corona, mientras un héroe caído intenta salvar a un mundo de la descomposición.

Comentario personal

¿Quieren que les diga la verdad? No sé cómo empezar esta reseña. Conjuro de luz me produjo muchas cosas, la mayoría buenas, otras no tanto, otras decepcionantes. Venía con un pequeño bajón desde el libro anterior, pero con las ganas de reencontrarme con aquello que me había gustado en el primero tomo de la travesía de Kell: los viajes. Esa era la promesa que yo esperaba ver cumplida, y lamentablemente debo confesar que Victoria no cumplió realmente su palabra. No, Conjuro de luz no es malo, y cierra decentemente la historia de mis antaris favoritos y compañía, pero yo quería algo más, un pelín más de magia (de eso se trata esta trilogía, ¿no?), y por eso no puedo decir de todo corazón que esta novela me maravilló.

En mis apuntes de Goodreads está bastante sintetizado aquello que me gustó:
· Kell.
· El abrigo de Kell.
· Holland. My boi.
· Los antari.
· El bromance de Kell y Holland (sé que existió, LO SÉ).
· Lila y sus cuchillos.
· Rhy (aunque en el libro anterior haya sido insoportable).
· Kell x Lila, en todas sus formas (especialmente arriba de un barco).
· Kell y Alucard chillándose el uno al otro como gatos xDD.
· HOLLAND.

Como ven, es una breve lista de aquellos puntos que se llevaron mi atención. Ya he comentado un montón de veces que mi debilidad en una historia son los personajes: denme personajes interesantes, y yo disfrutaré sí o sí la novela. La trama tiene su importancia, sí, pero no tanto como los personajes.

Claro que eso puede cambiar, cuando la trama… adolece de ciertos detalles. ¿Cuál es mi problema? Yo creo que no alcanzamos esa ¿ansia? que nos provoca el primer libro, especialmente porque allí teníamos a los hermanos Dane para aderezar el cuento; acá el villano de turno, todo hay que decirle, es bastante flaco en comparación. Creo que a esta historia le hace falta un Kennit (de Las Naves de la Magia de la diosa Robin Hobb), ese personaje que sabes que es un maldito, pero igual quieres leer sobre él; incluso se roba escenas cada vez que aparece y hasta deseas que haga más maldades para poder disfrutar de ellas.

En Conjuro de luz todo es un poco difuso, y por momentos te parece que vamos dando tumbos según a la autora se le ocurre lanzarnos algunas pistas. Lo peor de todo, tenemos un bache hacia la mitad que no podemos obviar, y eso, en una novela que concluye una trilogía, es una falta grave.

El amor y la pérdida son como un barco y el mar. Se alzan juntos. Cuanto más amamos, más tenemos para perder. Pero la única forma de evitar la pérdida es evitar el amor. Y qué mundo triste sería ese.

Dejando todo eso a un lado, sufres con y por los personajes, así que hacia el final llegas con un nudo en la garganta rogando a todos los dioses habidos y por haber que nada les ocurra a tus bebés. Te entretienen las pendejadas de Lila (que podremos quererla mucho, pero a veces es too much), las discusiones bobas entre Kell y Alucard (este último nunca santo de mi devoción, debo decirlo), Rhy, quien parece estar saliendo del pozo en el cual había entrado el libro anterior, y, la estrella, Holland, of course.

En resumen, la idea era brillante, pero por algunos problemitas técnicos, siento que Victoria nos dejó al debe y, dependiendo de mis próximas lecturas, le daré la oportunidad a la trilogía secuela de Shades of Magic que, si todo sale bien para la autora, vendrá a solucionar los puntos flacos de un mundo (de mundos) que da para muchas otras historias y personajes.


*Créditos de la imagen: Taratjah/Tumblr

Portadas de incógnito #31

30.4.20


Sección del blog para compartir
portadas de libros que aunque quieran,
no podrán pasar desapercibidas.
¡Hola! ¿Cómo están? ¿Todos sanos y a salvo? Espero que sí, y que no tengamos nada más que lamentar que un encierro prolongado.

Como bien saben, el mes pasado les comenté que una sección que volvería a la vida sería Portadas de incógnito, así que aquí tienen una tanda de portadas bellas que me encantaría tener en mi librero. Últimamente he pensado en retomar la lectura en inglés y, por supuesto, los libros contemporáneos son ideas para esto, así que de esa forma mataría dos pájaros de un tiro. ¿Tsundoku? ¿Que qué es eso? No tengo ni la más mínima idea 😝.

Sobre las portadas, si hacen click en la imagen los llevará a la ficha de Goodreads correspondiente. La mayoría son lanzamientos de mayo en EE.UU., así que también pudiese ayudarlos a saber lo que se viene (nunca sabemos, en todo caso, qué llegará en nuestro idioma).


Mi favorita es Hello from Renn Lake, me encanta el detalle de las letras. ¿Y la suya?

La ciudad de los fantasmas ~ Victoria Schwab

28.4.20

City of Ghost · Victoria Schwab
Las crónicas de Cassidy Blake 1 (de 3)
Puck · 2018
256 páginas
ISBN 9788492918249
La ciudad de los fantasmas · Los túneles de huesos · Bridge of souls
Desde que Cass estuvo a punto de ahogarse (está bien, sí, se ahogó, pero no le gusta pensar en eso), puede correr el Velo que separa a los vivos de los muertos… y entrar al mundo de los espíritus. De hecho, Jacob, su mejor amigo, es un fantasma.
Así que las cosas ya son bastante extrañas en su vida, pero se van a volver más extrañas aún.
Cuando a los padres de Cass les ofrecen realizar un programa de TV sobre los lugares más embrujados del mundo, la familia parte hacia Edimburgo, Escocia. Allí hay tumbas, castillos y pasadizos secretos rebosantes de fantasmas. Y cuando Cass conoce a una chica que comparte su «don», se da cuenta de cuánto le queda por aprender del Velo… y de sí misma.
Cass tendrá que aprender rápido: la ciudad de los fantasmas es más peligrosa de lo que había imaginado.

Comentario personal

Me encantan los libros infantiles que no necesariamente cuentan historias infantiles. Ejemplo de ello son Peter Pan y Wendy (Peter no es el chico simpático y bueno que las adaptaciones nos han hecho creer), La lección de August (un libro que narra aspectos que vemos en la sociedad actual), o Las puertas del infierno, el que más me recuerda a La ciudad de los fantasmas, no necesariamente por la trama, sino por cómo se cuenta la historia y cómo envuelve al lector.

Cass es una protagonista con la que es fácil simpatizar: sobrevivió a un accidente y de pronto se ve lanzada a un mundo inserto en el nuestro, el que logra ver y percibir, a diferencia del común de los mortales. La pobre Cassidy, semimuerta a estas alturas, puede ver fantasmas pero no sabe qué hacer con ellos o con su extraña habilidad.

La historia transcurre con un ritmo sencillo, sin grandes altibajos. Muy particular es la profesión de los padres de Cassidy; gracias a ellos es que vamos a dar a un Edinburgo encantado y sobrecogedor, que Schwab describe de buena manera para ser un libro con un corte infantil. No satura al lector, pero tampoco se siente insípido, dando las descripciones precisas para que nos sintamos a gusto con la trama que se desarrollará.

El mejor amigo de Cass, Jacob, es demasiado tierno y espero que en las próximas entregas se explore más su relación, a la vez que descubrimos la verdad sobre él. Me han dado ganas de apapacharlos a ambos.

Cruzo los dedos para que Victoria Schwab siga explorando esta extraña capacidad de Cass en los libros que vengan, y confieso que estoy encantada con la idea del Velo, y esos mundos "paralelos" que nuestra protagonista es capaz de ver. Los viajes interdimensionales nunca están demás, aunque sean al mundo de los muertos.

Recomendado para una tarde de tormenta junto a una taza de chocolante caliente, especialmente cuando necesites una lectura breve y entretenida.

Qué leo

26.4.20

Con la cuarentena todavía a cuestas, y el teletrabajo yendo y viniendo de lunes a viernes, este abril quise participar en el Camp Nanowrimo (usualmente participo sólo en noviembre, para el Nano oficial de 50 mil palabras), por lo que este mes ha sido bastante extraño. Mi rutina se ha ajustado a trabajar durante las mañanas, almorzar de dos a tres, y luego seguir trabajando hasta las cinco, cuando cierro todas las ventanas en el navegador relacionadas con trabajo, abro nanowrimo.org y retomo la escritura de mi proyecto, intentando alcanzar las 3.500 palabras todos los días, pues aunque me había puesto la meta de 25k, la logré tan rápidamente que en mi fuero interno me propuse llegar a las 100k a fin de mes.

Felizmente, el Camp no ha significado que me haya olvidado completamente de leer; por suerte he mantenido un ritmo que me tiene muy contenta, ya que es más de lo que suelo conseguir de manera "habitual" (llámese así a un mundo sin pandemia).

Por estos días estoy leyendo dos novelas. La primera, La inquilina de Wildfell Hall, es la lectura que elegimos en el club de lectura Dear Classics; habiendo terminado Mujercitas, era hora de volver con las Brontë, y como no pudimos hacernos el ánimo de regresar a Shirley (imposible en esta época), el libro que nos atrajo a todas fue la segunda novela de Anne Brontë.

Cometí el error de leer la sinopsis así que me spoileé un detalle importante de la trama, que, afortunadamente, no ha afectado mi ánimo. Me está sorprendiendo mucho, y ayer avancé un buen trecho. Los diálogos son dinámicos, la inquilina es una mujer interesante cuyas opiniones son mi delicia, las descripciones precisas y lo bastante evocativas como para trasladarme a los húmedos páramos ingleses, y el argumento promete drama en un pueblito perdido (pueblo chico, infierno grande, dice el dicho).

Si tienen la oportunidad de tenerlo en sus manos léanlo, la pluma de Anne es exquisita (y contrasta vivamente con el pequeño chasco que me llevé con la relectura de Agnes Grey).

Para compensar las casi 600 páginas de este libro clásico me puse con una novela juvenil (sobre la cual pedí opiniones en Instagram): La maldición del mar de Shea Ernshaw. Es bastante cortito, apenas 320 páginas, con un estilo de frases breves que se lee rapidísimo.

Sin embargo, ya me están molestando algunos tópicos juveniles: la chica de bien que es "distinta a todas las demás" y que nunca bebe ni va a fiestas (pero que va a la fiesta y se ha pasado bebiendo dos días seguidos), el chico misterioso y atractivo que huye de un pasado doloroso, al que la chica mira con ojos de borrego enamorado (¿que acaso un hombre no puede ser guapo sin que la chica "sensata" no se desviva por él en un día?), un padre desaparecido, una madre que no está bien de la cabeza, por tanto, padres ausentes, etc. No único que me mantiene leyendo es descubrir si al final es cierto lo de la maldición (duh), ya veremos si llego al final y no lo abandono antes.

Si todo sale bien, estaré terminando ambos muy pronto, y podré hincarle el diente a algunos pendientes de mi lista de trilogías y sagas (si recuerdan, hice una entrada al respecto y es una meta que mantengo. Los de The Raven Boys me han estado penando últimamente).

Cuéntenme en los comentarios qué están leyendo, o si están participando con nosotras en el club Dear Classics 😉.

¡Feliz Día del Libro!

23.4.20

Fue allá por 1923 cuando el escritor Vicente Clavel Andrés le proponía a la Cámara Oficial del Libro de Barcelona que ya que no había un Día del Libro, pues había que instaurarlo, ¿no? Así, el 1er Día del Libro se celebraba en España el 07 de octubre de 1926 (día y mes que coincide con el nacimiento de Cervantes).

Sin embargo, después de una pequeña polémica, allá por 1930 se decide fijar el día 23 de abril como el Día del Libro, considerando que dicha fecha es el aniversario del nacimiento o la defunción de escritores tan destacados como Cervantes y Shakespeare.

Desde allí, no fue hasta 1995 que la UNESCO proclamó ese día como el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor gracias a la solicitud de la Unión Internacional de Editores y del gobierno español.

Así que, ¡feliz día, queridos lectores! Y que su año esté colmado de libros y lecturas provechosas.

Club de lectura Jane Austen: Lady Susan, Los Watson y Sanditon

20.4.20

¡Hola, hola! ¿Cómo están? ¿Cómo sigue la cuarentena? Por mi parte, avanzo en mi proyecto para el Camp Nanowrimo, pero si han notado, también he estado con ánimos para retomar el blog y ver si puedo mantenerlo a flote con este ritmo de publicación (dos entradas a la semana suena razonable); ya veremos si lo consigo una vez regresemos a la “normalidad”.

Parte de este retomar el blog tiene que ver con ponerme al día con las reseñas y otras entradas pendientes, entre ellas, las del club Dear Jane y Dear Classics. Ya nos adentramos en la lectura de las hermanas Brontë cuando retomamos el club allá por septiembre del año pasado, así que prontamente quiero dejar al día las entradas de Jane Austen y dar paso a las de obras tan emblemáticas como Cumbres Borrascosas y Jane Eyre. Por cierto, tenemos un grupo en Goodreads donde comentamos sin tapujos cada lectura, visítenlo y anímense a sumarse (ahora estamos leyendo La inquilina de Wildfell Hall de Anne Brontë).

Sobre Jane Austen, en el club Dear Jane leímos en su momento las seis novelas principales, pero también decidimos continuar con su única novela corta, Lady Susan, y sus dos novelas inacabadas, Los Watson y Sanditon.

Comentario personal

De las tres obras contenidas en la edición que decidimos leer en el club (Plutón Ediciones), es Lady Susan la que destaca por lo diferente que resulta su planteamiento.

Además de ser la única completa de las tres, es protagonizada por una villana y narrada de forma epistolar; acá Austen hace gala de uno de sus temas favoritos, la mala madre. En Lady Susan, la figura de este cautivador y maquiavélico personaje eclipsa toda la novela, y es quien tiene una sujeción terrible sobre su hija Frederica, la que, a lo Anne Elliott o Fanny Price, se ve sometida a desdichas y calvarios causados por su propia madre.

Muchos personajes salen mal parados en este relato: los hombres son simples accesorios, juguetes utilizados por lady Susan para su total conveniencia. Es impresionante lo que consigue con Reginald, uno de los protagonistas, quien se jactaba de tener una opinión tan desfavorable sobre Susan y que luego sufre una transformación brutal.

Lamentablemente no contamos con un desenlace en condiciones, ya que el epílogo no es más que un resumen, una pincelada apenas, y acabamos la novela sin acabar de entender a lady Susan y sus motivos. ¿Diversión? ¿Dinero? ¿Qué pretendía con todos esos tejemanejes? A pesar de este punto en contra, Lady Susan es un ejercicio radicalmente opuesto a todas las novelas austenitas, y lamento que no haya llegado a nuestras manos una versión más extensa de esta historia, seguramente sería la mejor novela de Austen, pues los villanos se le dan bastante bien.

Los Watson en cambio se apega más a sus novelas cumbres, sin embargo, es también el augurio de una historia con final triste, el reflejo de la vida de la autora, la realidad hecha historia. Los Watson —novela inacabada— comienza con una chica criada en una familia de buena cepa, que ve su futuro destruido y debe regresar a sus orígenes. Sin embargo, Emma Watson no es una Fanny Price, sino una Elizabeth Bennet con una pizca de Elinor Dashwood que modela su carácter. Es la mezcla de los dos tipos de heroínas austenitas: la tímida y la vivaz. Es una protagonista que se da a querer rápidamente, muy Catherine Morland si necesitan otra comparación.

Hay dos puntos que destacan en esta idea que Austen trabajaba. Uno tiene que ver sobre la relación de la nobleza con las clases más bajas: resulta curioso que nada menos que un lord se acerque tan fácilmente a alguien de la clase social de Emma, casi inverosímil. Es interesante imaginar hacia dónde se dirigía Austen. El otro punto tiene que ver con algunas pistas que auguran un escenario contrario al de Orgullo y Prejuicio o Sentido y Sensibilidad: en vez de tener hermanas que se llevan relativamente bien, acá algo hace pensar que tendríamos una dinámica familiar más tóxica, donde el amor fraternal tal vez no sería tal.

Por último, Sanditon es quizá el más pesado para mí, simplemente por sus personajes insoportables, muchos de ellos ya retratados en Mansfield Park o La abadía de Northanger. Comienza de forma entretenida, con un accidente, acción en sus primeras planas, algo a lo que Jane Austen no nos tenía nada acostumbrados. Volvemos a situarnos en un pueblito costero equivalente a Bath, apuntando a ser un retrato de la época, pero resulta difícil adivinar hacia dónde se dirigía, si más hacia el drama de Mansfield Park, o hacia la comedia de Emma.

Para todos los que gusten de Austen, este libro es lectura obligatoria: averiguar de dónde nacieron las ideas que después de convirtieron en clásicos, en estos relatos está la receta secreta que todo amante de Austen necesita conocer.


Comentario de las adaptaciones

LOVE & FRIENDSHIP
Película. Amazon Studios. 2016. 93 min. Con Kate Beckinsale como Lady Susan, Xavier Samuel como Reginald y Chloë Sevigny como Alicia Johnson.

Resulta curioso que esta adaptación tome su nombre de la colección de poemas e historias cortas juveniles de Jane Austen; quizá el título original de la obra en la cual se basa no era lo suficientemente comercial en opinión de Amazon (¿hola, Emma?).

Por lo demás, Love & Friendship es una adaptación bastante correcta de Lady Susan. Sí tiene un tono más cómico que la novela corta, la cual ostenta un corte más dramático, pero Beckinsale logra retratar bien a esta mujer encantadora que esconde un espíritu villanesco. La música es brillante.

Sí eché en falta mayor uso de las cartas, se pudo haber aprovechado mucho más su existencia. Al parecer, son pocas las adaptaciones capaces de utilizar bien este recurso, y sacarle provecho. Los post-créditos, esos sí son una genialidad.

Por último, una de las escenas finales no ayuda con el desenlace real de la obra; la novela es enfática en decir que “se ha roto el encantamiento” de Reginald, pero acá se deja un tanto abierto.

Jane Austen pudo habernos encantado con más historias, y tenía el potencial de incluso sorprendernos con un personaje tan magistral como lady Susan. Es ella quien brilla en esta colección de obras menores, y de la que gustosa leería más si la autora nos hubiese deleitado con ello.

Por lo demás, para todos los que gusten de Austen, este libro es lectura obligatoria: averiguar de dónde nacieron las ideas que después de convirtieron en clásicos, en estos relatos está la receta secreta que todo amante de la pluma de esta autora necesita conocer.

Citas misteriosas #29: Una magia más oscura

17.4.20


Kell vestía un abrigo muy peculiar.
No tenía un lado, lo que sería lo convencional, ni dos, lo que sería inesperado, sino varios; lo que era, por supuesto, imposible.
Preferiría morir en una aventura que vivir parada inmóvil.
—No voy a morir —afirmó ella—. No hasta haberlo visto.
—¿Haber visto qué?
Su sonrisa se amplió.
—Todo.
Sabes tan poco sobre la guerra. Las batallas pueden pelearse de afuera hacia adentro, pero las guerras se ganan de dentro hacia afuera.
La vería de nuevo. Sabía que sí. La magia curvaba el mundo. Le daba forma. Había puntos fijos. La mayoría del tiempo, esos puntos eran lugares. Pero a veces, casi nunca, eran personas.

V.E. Schwab

Agatha Christie renovada #2

14.4.20

Hace un tiempo atrás les comentaba que Planeta estaba lanzando libros de mi querida Agatha Christie con nuevas portadas, lo que viene a darle un aire fresco a las publicaciones relacionadas con la autora.

Si no me equivoco, la única edición en la cual es posible encontrar toda (o casi toda) la obra de la tía Agatha en español es la de Editorial Molino, Selecciones de Biblioteca Oro, que comenzó a salir allá por la década del '70 en un formato bolsillo bastante práctico y asequible. Después de aquello, podemos encontrar títulos publicados recientemente, pero no la colección completa.

Al parecer Planeta se propone solucionar esto, ya que ha estado editando más títulos; a continuación les enseño las novelas que se vienen a sumar a este formato.


¿Han adquirido alguno de estos títulos? Cuéntenme en los comentarios.

Concilio de sombras ~ V.E. Schwab

10.4.20

A Gathering of Shadows · V.E. Schwab
Shades of Magic 2 (de 3)
Destino 2017
592 páginas
ISBN 9789507324001
Una magia más oscura · Concilio de sombras · Conjuro de luz
Han pasado cuatro meses desde que una misteriosa piedra obsidiana cayó en manos de Kell. Cuatro meses desde que Delilah Bard se cruzó en su camino. Cuatro meses desde que el príncipe Rhy fue herido y desde que los nefastos mellizos Dane del Londres Blanco cayeron y que la piedra fue arrojada con el cuerpo agonizante de Holland por el abismo… de regreso al Londres Negro.
Ahora, inquieto tras abandonar su hábito de contrabandista, Kell tiene pesadillas sobre alarmantes eventos mágicos y no puede dejar de pensar en Lila, que despareció por el muelle tal como lo había planeado. Mientras el Londres Rojo se prepara para los Juegos Elementales –una extravagante competencia internacional de magia pensada para entretener a los pueblos y para mantener las buenas relaciones entre los países vecinos–, cierto barco pirata se acerca, trayendo viejos amigos de regreso al puerto.
Y mientras el Londres Rojo está inmerso en el esplendor y las emociones de los Juegos, otro Londres está resurgiendo. El equilibrio de la magia siempre es un peligro y para que una ciudad florezca, otro Londres debe caer…

Comentario personal

Bueno, bueno, todos sabemos lo complicados que son los libros intermedios en una trilogía. (Algunos hasta lo llaman un síndrome). Después de pensarlo, aunque quizá no calce ciento por ciento, debo decir que Concilio de Sombras sí adolece por momentos de esta falta.

She bent most of the rules. She broke the rest.

¿Me gustó? Sí. ¿Disfruté con las aventuras de Lila? Sí. ¿Sufrí al ver lo mucho que padecen mis pobres Kell y Rhy? Sí. ¿Logré la conexión emocional que no conseguí en Una magia más oscura? Hell, yes. Sin embargo, el ritmo de este libro es mi principal problema, y la razón por la que pierde puntos al compararlo con su predecedor. Es demasiado notorio que es la primera parte del clímax de la historia, y no un correcto hilo conductor. Es sobre todo por culpa de su trama, la cual se siente demasiada desconectada del peligro que nos venía persiguiendo en el primer libro. Además, aunque la autora intente sorprendernos con algunas cosillas, dejó demasiadas pistas en el camino así que las revelaciones pierden su efecto.


Aunque me gustó mucho Alucard, uno de los nuevos personajes que se introducen en esta segunda parte, se sentía demasiado familiar (hola, Sturmhond). Hay varios clichés por allí y por allá que hacen que la lectura se sienta a tropezones (Lila me encanta, pero cuatro meses no son suficientes para convertirla en lo más granado del Londres Rojo).

Everyone thinks I have a death wish, you know? But I don't want to die - dying is easy. No, I want to live, but getting close to death is the only way to feel alive. And once you do, it makes you realize that everything you were actually doing before wasn't actually living. It was just making do. Call me crazy, but I think we do the best living when the stakes are high.

Lo que más destaco es la relación de Kell y Rhy, hermanos que, a pesar de no compartir sangre, sí comparten un lazo que incluso es capaz de atravesar dimensiones. Por momentos Rhy me hartaba un poquito (teniendo en consideración todo lo que padeció en el primer libro es justificable, pero a veces lo drama queen llegaba a un punto que NOPE); se lo perdono por lo que significa para mi pobre Kell.

En general, Concilio de Sombras es un libro que disfruté mucho más hacia el final, cuando toda esa supuesta "paz" comienza a caerse a pedazos y volvemos al ritmo más trepidante de Una magia más oscura, ese ritmo que significa peligro, muerte a la vuelta de la esquina y los antari en todo su esplendor.

Everyone’s immortal until they’re not.

PD: Holland, my precious.


*Cartas de la imagen diseñadas por Victoria Ying, para la edición coleccionista.
PD: Nuevamente las citas van en inglés porque YAS.

Qué leer: Abril 2020

7.4.20


Novedades del mes en curso que son de mi interés,
o que ya he leído y debo recomendar.
¡Hola! ¿Qué tal? ¿Cómo los trata la cuarentena? Por mi parte, intento avanzar con el teletrabajo, pero me cuesta mucho eso de la nueva rutina. Creo que deberé ser más estricta para poder cumplir con las metas diarias. En paralelo, trabajo a full en mi proyecto para el Camp NaNoWriMo; este año ha sido exitoso porque el Nano de noviembre recién pasado fue un fracaso absoluto. Creo que escribir me ha ayudado mucho a sobrellevar el encierro, aunque confieso que yo lo paso muy bien en casa. Con mis plantas y mi balcón me basta.

A continuación voy a compartir algunas novedades que me llaman la atención. Tal vez algunas les parezcan descabelladas, considerando sus autorías, pero creo que vale la pena arriesgarse con ellas (?). Recuerden que haciendo click en la imagen van a su respectiva ficha en Goodreads.


Seguramente se están preguntando, ¿qué hace aquí Veronica Roth? No sólo eso, ¿qué hace aquí una portada que parece una copia de Crepúsculo? Pues eso. Que a veces hay cosas que te sorprenden.

En el caso de Roth, a pesar de que estoy consciente de que ha publicado más cosas después de Divergente (del cual no guardo muy buenos recuerdos), este libro me parece muy atractivo. Sí me parece un error promocionarlo como libro "adulto", creo que es una forma bastante directa de menospreciar la literatura YA, pero como sabemos que las etiquetas no valen mucho, me dejaré llevar por la sinopsis y le daré una oportunidad si es que lo sacan en español.

El caso de Crave es curioso porque pareciera traer de vuelta la moda de los vampiros al mundo Young Adult (estos seres nocturnos están muy vivos y coleando en el Urban Fantasy y en la RA). No creo que lo lea, pero me pareció buena idea compartirlo con ustedes por si alguien se interesa en volver a ese mundillo de colmilludos. ¿Lo bueno? Hasta el momento es autoconclusivo (aunque sabemos que eso puede cambiar rápidamente).

Por último, The Girl and the Stars tiene una pinta tremenda, sobre todo por su ambientación. ¿Sobrevivir en un mundo helado? ¡Yo quiero!

Díganme, ¿alguno que les llame la atención? ¿Qué opinan de la portada copy/paste de Crave?