Dear Classics: Agnes Grey de Anne Brontë

10.7.20

¡Hola! ¿Cómo se encuentran? Espero que bien a pesar de este coronavirus que no se quiere marchar. Por estos lares mucha gente sigue en cuarentena; en mi caso particular, tengo las facilidades para trabajar desde oficina con todos los resguardos así que he conseguido mantener una rutina más o menos normal (aunque nos pasamos todo el día encerraditos en la ofi y tratando de no salir).

Continúo poniéndome al día con el club Dear Classics. Si leyeron la entrada anterior, o si me siguen en Instagram, sabrán que estamos con el ciclo Hermanas Brontë, esto es, leyendo toda la obra en español de estas Charlotte, Emily y Anne. En esta ocasión les traigo la reseña de uno de los libros de esta última autora, la menos reconocida pero no por ello menos importante.

A continuación, mi comentario de Agnes Grey. Cuidado que va con spoilers porque así es el club.

Comentario personal

Había tenido la oportunidad de leer Agnes Grey hace bastante tiempo (allá por 2012, de hecho encuentran mi reseña publicada en el blog aquí), y mi memoria me decía que era un libro quizá no sobresaliente, pero sí entretenido y breve, ideal para el club, sobre todo después de haber leído Jane Eyre, mucho más denso y dramático.

Sin embargo, mis recuerdos de él me jugaron en contra: me parecía un libro más sólido, con más fuerza. Agnes Grey es una historia grata de leer, pues, como ya indiqué, su extensión resulta más cómoda para el lector, y por momentos tiene un tono de comedia que facilita su comprensión. Sin embargo, resulta un tanto insípido en comparación con otros libros de las hermanas (por ejemplo, Jane Eyre, o ni hablar de Cumbres Borrascosas, que he leído en otras ocasiones y que utilizo para medir algunas lecturas), por lo que se avanza con poco ánimo y resulta complejo interesarse mucho por las desgracias de su protagonista.

Creo entender el ejercicio que Anne Brontë tenía en mente con este libro: explora la figura de la institutriz en una época donde el trabajo para una mujer joven, de buena familia, era algo dificultoso, y analiza el rol que esto conlleva. La institutriz era una figura casi fantasmal, que se fundía con las paredes, un adorno del que sus patrones podían disponer. Su poder, su autoridad, sólo era algo simulado, y eso Anne Brontë lo refleja claramente en su libro a través de Agnes quien, lamentablemente, debido a su desconocimiento del mundo, su inocencia y su poca preparación (debido a lo mimada y protegida que había sido por su familia) no la pasa nada de bien educando a los hijos de familias supuestamente educadas. Es a raíz de situaciones descabelladas, y a veces incluso espantosas, que se gana nuestro afecto y comprensión.

Sin embargo, mi crítica es que el relato nos condiciona a pensar y sentir así, por lo que Agnes, sin ello, es una protagonista más bien del montón. Lo notamos especialmente cuando presenciamos el florecimiento de una relación con otro personaje.

En general, siento que esta novela no pasa de ser una anécdota, casi una reseña histórica que poco hace por ganarse al lector. Quizá sea eso lo positivo, el fuerte realismo y la caracterización que realiza de una mujer que debe ganarse el sustento; no obstante, habiendo leído Jane Eyre inmediatamente antes, la comparación no sienta bien, y el libro de Anne pierde puntos con respecto al de su hermana.


Nota: No visualizamos adaptaciones ya que no logramos encontrar ninguna. Se tendrá que solucionar esto algún día, ¿no?

Agnes Grey es el retrato de una joven institutriz que se enfrenta a vicisitudes en un mundo que la considera poco más que una mota de polvo. Recomendable para todo fan de las hermanas Brontë, sin embargo, no le pidas demasiado, pues su planteamiento es más bien acotado y conciso.

Necesito leer: Wicked Saints de Emily A. Duncan

17.6.20


Sección aleatoria para promocionar y/o compartir alguna
lectura deseada, haya sido o no publicada a la fecha.

¡Hola! ¿Cómo están? ¿Todavía encerrados? Espero que dentro de todo, se encuentren sanos y salvos junto a sus familias. El coronavirus no quiere marcharse, así que debemos tomar todas las precauciones del caso, siempre que nos lo permitan las circunstancias (toda mi fuerza para aquellas personas que deben salir a trabajar sí o sí).

Traigo de vuelta esta sección ya que a veces me da por recorrer Goodreads buscando títulos que capten mi interés, tengan o no buenas reseñas. Me atrevo a decir que este cae en la categoría de hype y posterior desilusión para muchos lectores, pero todavía quiero tenerle fe. Es un libro que pinta bien oscuro, y creo que la mayoría de las reseñas negativas apuntan más a la mala prolijidad del desarrollo que a la idea en sí, así que voy a confiar en la Bárbara del pasado y le daré una oportunidad en cuanto pueda.

A girl who can speak to gods must save her people without destroying herself.

A prince in danger must decide who to trust.

A boy with a monstrous secret waits in the wings.

Together, they must assassinate the king and stop the war.

In a centuries-long war where beauty and brutality meet, their three paths entwine in a shadowy world of spilled blood and mysterious saints, where a forbidden romance threatens to tip the scales between dark and light.

Wicked Saints is the thrilling start to Emily A. Duncan’s devastatingly Gothic Something Dark and Holy trilogy.

Lo siento, pero todo ese rollo de los dioses y de tener que asesinar al rey pinta súper bien, y ya me imagino por qué algunos piensan que algo pudo fallar en el camino.

Sin embargo, ¿acaso no he leído cosas que pintaban bien y que han fracasado? (Hola, La maldición del mar. Sip, te hablo a ti).

¿Alguien lo ha leído? ¿Me quieren disuadir, o me animan a comprarlo?