Temblor ~ Maggie Stiefvater

20.7.12



Edición: SM, 2009
Páginas: 429
ISBN: 9788467539738

Cuando el amor te hace temblar en otoño, es mejor que el invierno no llegue nunca:
las primeras nevadas pueden arrebatarte a quien más deseas.


Hace años, Grace estuvo a punto de morir devorada por una manada de lobos. Inexplicablemente, uno de ellos, un lobo de intensos ojos amarillos, la salvó.
Desde entonces, todos los inviernos, Grace se asoma al bosque y, desde la distancia, lobo y chica se observan. Cuando llega el calor, la mañana desaparece y, con ella, "su" lobo.
Pero este año, Grace deseará que el invierno no llegue y que el otoño dure para siempre.

Ha conocido a un chico; se llama Sam.
Es un tipo normal, salvo por sus ojos.
Son de un extraño color amarillo.

Sobre la autora

Remítanse a la página de la estimada señora Stiefvater ya que SM ha omitido hacer un comentario sobre la autora en las solapas y páginas de su libro para conocer más sobre sus obras.


Dicen que la tercera es la vencida.

Pues bien, había intentado leer esta novela con anterioridad. Lo curioso es que nunca pasaba de la mitad. Cuando uno se forma expectativas sobre un libro, puede caer en el juego de no darle la oportunidad que se merece, y por ello deja de conocer una historia preciosa. Por suerte, esta tercera vez atiné a esforzarme un poco más, a cambiar las ideas preconcebidas que tenía, y continuar leyendo. Valió la pena.

Ni Maggie ni la editorial me habían engañado al entregarme la sinopsis. Yo misma me autoengañé, pensando que la literatura juvenil, ya saturada de ciertos temas fantásticos, siempre tendría que ser tratada de una misma forma. Sin embargo, en este caso, lo fantástico va más allá. No justifica cosas burdas, sino que pretende apoyar la historia principal. El relato de dos personas, unidas sin importar lo que son, ni en lo que se convertirán.

Comentario personal

Al ser salvada por un lobo de ojos amarillos, Grace forma un lazo profundo con él. Año a año, durante todos los inviernos, Grace y el lobo se observan, se estudian, se conocen. Sin embargo, todo empieza a ir mal cuando se sabe de la muerte de Jack, un estudiante del instituto de Mercy Falls, muerte causada por los lobos. Esto propicia una cacería, que Grace intentará detener. Sin embargo, al regresar a su hogar, se encuentra en el porche con un chico herido de bala. Un chico que, extrañamente, tiene los ojos del mismo color que su lobo.

En el transcurso de la narración conoceremos más sobre Sam, sobre su primer encuentro con Grace, sobre la manada, y también se aclarará qué ocurrió con Jack en realidad.

Temblor no es un libro que trate sobre aventuras, ni drama, ni muertes. Es un libro de encuentros y desencuentros, de sentimientos, del primer amor, y de ilusiones. Así que, lector, si esperas encontrar el libro de hombres lobo, piensa un momento antes de abrir sus páginas.

Cometí ese error, y por eso la historia de Sam y Grace no me encantaba. Pero, al desechar mis prejuicios, al verlo con los ojos del que espera ser sorprendido, lo leí desde otra perspectiva, y puedo decir que me enamoró.

Para qué estamos con cosas, no es una novela juvenil estrella, pero de que aporta, de que marca una diferencia, sí. Porque Stiefvater no se limita a presentarnos la vida de un hombre lobo que lucha contra sus instintos porque no quiere ser un engendro, sino porque este adorable chico desea ser humano para poder estar junto a su amada. Nos presenta a personajes que luchan contra sus demonios, que caen y se levantan una y otra vez.

Es la historia de siempre, reinventada y tratada con un lenguaje exquisito, con protagonistas adictivos. Con un tierno Sam y una pragmática Grace tratando de encontrar la forma de que él conserve su forma humana para siempre.

Interesante es la explicación que Maggie Stiefvater nos da sobre los hombres lobo. El frío los convierte en animales, y el calor en humanos, y lo único que conservan son el color de sus ojos, lo que permite a Grace identificar a Sam y convencerse de la verdad. Me ha gustado, es algo distinto pero que cuadra sin problemas y ayuda a crear el contexto necesario para que nazca la historia de ambos.

Además de Sam, conocemos a otros miembros de la manada: Beck, quien es como un padre para nuestro protagonista, Paul, Ulrik y Shelby.
Por lado de Grace tenemos a sus padres —tópico trillado: padres ausentes—, sus amigas Olivia y Rachel, e Isabel, la hermana de Jack, quien hará preguntas bastante capciosas para saber qué ha sido de él. En general son personajes nebulosos, al menos hasta la mitad del libro. Ya más adelante algunos adquieren importancia.

Por cierto, la autora bien pudo habernos dejado sólo con este libro, pues la historia cierra lo suficiente. Sin embargo, continúa en Rastro y Siempre… aunque sospecho hacia dónde se dirige.

Quiero hacer un punto y aparte para la encuadernación. La edición es preciosa. La cubierta tiene texturas y una especie de película brillante que emula árboles, al igual que la silueta del lobo. En el interior, encontramos diferentes decoraciones dependiendo del narrador —Sam o Grace— además de la temperatura, necesaria para seguir las transformaciones de Sam.

Conclusión

Temblor no es una lectura para personas con prisas y que esperan acción llegando a la cima. Debemos dedicarle tiempo, saborear cada párrafo, y ser pacientes con la narración. Tampoco es apto para personas lloronas (la dedicatoria es una buena advertencia) porque durante el último tercio nuestro corazoncito dará varios tumbos.

Su gran falencia son los secundarios, un tanto olvidados. Su presencia o ausencia no influye demasiado en la trama, dando la impresión de que son prescindibles. Sin embargo, destaco a Isabel, insoportable e hiriente, pero sincera y dinámica.

Por último, debo mencionar a Sam. ¡Es demasiado adorable para su propio bien!

Valoración: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitar Libros y misterios. Anímate y deja tu opinión, siempre con respeto. Evita el spam, piensa dos veces lo que vas a comentar. ¡Espero verte pronto por aquí! ;)