Buscando a Alaska ~ John Green

23.11.14

Looking for Alaska
Libro único
Castillo • 2014
256p
9789569560002

Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rabelais justo antes de morir).
Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón...
Después: Nada volverá a ser lo mismo.

Comentario personal, primera parte:

Los minions y yo

Algunos de ustedes recordarán que el shock que me causó 'Ciudades de papel' llevó a que me las ingeniara con una pic-reseña con los minions como protagonistas. Era la forma más directa de enseñarles mi parecer. Y si bien hay libros que merecían una pic-reseña de proporciones, 'Buscando a Alaska' cayó como la segunda.

No me culpen si los traumo.

Comentario personal, segunda parte

No sé qué me pasa con las novelas de John Green. Es decir, sí, sus planteamientos son interesantes, pero en los mismísimos comienzos del libro me encuentro con un escollo difícil de superar: sus insoportables personajes.

‘Buscando a Alaska’ es la primera novela de este autor, y cuenta con un repertorio en apariencia variado, y en la práctica bastante homogéneo. El protagonista, Miles Halter, está en busca de su Gran Quizá (una de las metáforas que emplea Green como base del argumento), y para eso abandona su hogar y llega a Culver Creek. No tarda en hacer migas con el Coronel (quien en realidad se llama Chip) y su grupo, compuesto por Alaska y Takumi. Cuál de estos personajes es más “interesante” que el otro es algo que ustedes tendrán que descubrir, si se atreven.

Te pasas toda la vida atorado en el laberinto, pensando en cómo vas a escapar de ahí un día y qué fabuloso será; imaginar ese futuro te mantiene con vida, pero nunca te escapas. Sólo utilizas el futuro para escapar del presente.
―Alaska

Miles, antes de cambiarse de instituto, era un chico sin amigos y sin intereses. Pero eso cambia mágicamente al conocer a Alaska. ¡Sorpresa, sorpresa! La chica es hermosa y sexy, y él empezará ―de inmediato― a sentir cosas por ella. Alaska, por otro lado, es el estereotipo de chica aguerrida, guapa y misteriosa, que en teoría es muy inteligente y que mantiene en vilo al protagonista. El Coronel es el chico que planea travesuras y que tiene voz de mando, un genio en las matemáticas pero un cero a la izquierda en el amor. Takumi con suerte tiene diálogos (aunque hacia el final suelta una bomba).

―A veces no te entiendo.
Ni siquiera me miró. Solamente sonrió hacia el televisor:
―Nunca me entenderás. De eso se trata.

La trama me resultó muy predecible, y eso arruinó la lectura. Hay un hecho que define el “Antes” y el “Después” en el que se divide el libro, y lo adiviné fácilmente. Las travesuras del Coronel y compañía no fueron divertidas, sino todo lo contrario: era como leer sobre las jugarretas tontas de niños (tal vez es que soy una persona aburrida). Green dilata la historia de una manera impresionante durante la primera mitad utilizando dichas jugarretas y los pensamientos de Miles.

Lo que sí destaca es que el autor toca ciertos tabúes de la literatura juvenil como la religión y el sexo con bastante libertad, a la vez que trata de profundizar en la adolescencia y sus problemas. Se rescata ya que es costumbre que en la literatura juvenil se omitan ciertas cosas; Green no tiene pelos en la lengua cuando se trata de darle realismo a su obra.

―¿Y por qué no te vas a casa a pasar las vacaciones? ―le pregunté.
―Porque me dan mucho miedo los fantasmas, Gordo. Y mi casa está llena de ellos.

Tampoco tiene desperdicio su pluma: la historia será aburrida, pero no puedo negar que John Green es un maestro de las palabras, de esas frases para enmarcar que dicen tanto con tan poco. Presentar misterios de esa forma atrapa al lector y lo obliga a pensar, a tratar de comprender qué quiere decir el autor, qué pretende y qué espera conseguir.

Por último, hay un “road-trip” psicológico (si podemos llamarle así) que es la parte más interesante de la novela en lo que respecta al argumento. Ver cómo los personajes tratan de conseguir respuestas y encajar los golpes de la vida me despertó de mi soponcio lo suficiente como para acabar el libro.

Conclusión

Aunque John Green haga magia con las palabras, los personajes insoportables y la trama aburrida y predecible hacen que ‘Buscando a Alaska’ sea una lectura cuesta arriba. De ahora en adelante, pensaré dos veces antes de embarcarme en la tarea de leer una novela suya.



Sobre el autor

John Green nació en Indianapolis en 1977. Se graduó en Lengua y Literatura Inglesa y en Estudios Religiosos en El Kenyon College. Tras empezar carrera en el mundo editorial como crítico y editor, publicó su primera novela Looking for Alaska en 2005, que le valió una medalla Printz y lo situó en el top diez de mejores novelas juveniles. Sus siguientes trabajos, An abundance of Katherines (2006) y Paper towns (2008), le han convertido en uno de los autores más reconocidos del género novela juvenil y crossover. Ha sido galardonado con el premio de honor Printz, el Premio Edgar, y dos veces finalista del Premio Libro del LA Times.
Gracias a Penguin Random House por el ejemplar para esta reseña.

8 comentarios:

  1. Oh como te entiendo!!!!

    Bueno, yo pienso que Green está sobrevalorado, siento, como he dicho en mis reseñas, que es el típico hombre que en su juventud fue un nerd sin fama, que se convirtió en escritor para hablar de nerds que siguen sin tener fama, pero les sucede algo asombroso. Su personajes son irritantes y (en el caso de Bajo la misma estrella) totalmente clichés! los odio.

    Buscando a Alaska fue el segundo libro que leí de él, lo odié pero, dije, al menos no se parece en nada a Bajo la misma estrella. Entonces después leo "Ciudades de papel" y oh! magia, es el mismo libro, por Dios! reciclar sus mismas historias es como mucho, a duras penas cambió unas pocas cosas, siempre he pensado que Ciudades de papel debería llamarse "Buscando a Margo" peeeero, en fin...hay gustos para todos...

    Que rico que no todo el mundo le tributo a Green!

    Saludos!!!
    ----------

    http://escribadeavalon.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da la sensación de que todos los libros anteriores a 'Bajo la misma estrella' serán similares. A mí me gustó BLME, pero claramente este autor no es el mismo. No sé qué ocurrirá cuando publique su nueva novela; creo que iré con expectativas bajas.

      Eliminar
  2. Hola Barbi!
    Ya criticamos un poco a Juancito Verde cuando comentaste que leer este libro estaba siendo una tortura.
    Me había olvidado de las reseñas minion!!! Me encantan y los minion son re comodín.
    Este libro es el que menos me llama la atención de los del autor, incluso cuando muchas fans de Green aseguran que es genial y bla bla bla.
    Así que tampoco sé si quiero tocar algún otro libro del autor incluso cuando solo me leí BLME.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro suscita mucho amor o mucho odio. Claramente yo estoy en el segundo grupo :P
      Y ojo, 'Buscando a Alaska' y 'Ciudades de papel' no se parecen en nada a BLME. Para que no le lleves una mala sorpresa...

      Eliminar
  3. No he leído nada del autor pero tiene criticas muy variadas, más que nada porque quiero saber que me parecerá a mí. Desde hace un mes tengo Bajo la misma estrella pero no quiero empezar con ese libro de él y estoy esperando tener la oportunidad y comprar otro.

    Saludooos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leería a Green en el orden en que publicó. Me da la sensación que así sus libros evidenciarán una evolución, y no me chocará encontrar tantas similitudes entre uno y otro. Así que si puedes empezar por 'Buscando a Alaska', hazlo ;)

      Eliminar
  4. La nena de arriba es una genia xDDDDDDDDDDDDDD un nerd sin fama jajaajajajjajaja nailed it.

    Mi asunto es que no me creai sus palabritas a veces tan rebuscadas xDDD y lo raro que ahblan los personajes xD que son todos taan maduros en fin.

    No se si algun lea lea otro libro del tipo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, él es bastante rebuscado. Para qué estamos con cosas, BLME, aunque me gustó mucho, tenía eso (pero lo perdoné porque se justificaba con las vivencias de los personajes). Sin embargo, Miles (de Alaska) y Q (de Paper Towns) son bastante normalillos, así que no sé de dónde sacan tanta metáfora :P
      En cualquier caso, si lees Alaska, no esperes madurez de sus personajes xDDD

      Eliminar

Gracias por visitar Libros y misterios. Anímate y deja tu opinión, siempre con respeto. Evita el spam, piensa dos veces lo que vas a comentar. ¡Espero verte pronto por aquí! ;)