Entre el Demonio y el profundo mar azul ~ April Genevieve Tucholke

20.9.17

Between the Devil and the Deep Blue Sea · April Genevieve Tucholke
Between the Devil #1 (de 2)
V&R Editoras · 2016
345 páginas
ISBN 9789877471694
Entre el demonio y el profundo mar azul · Entre la chispa y la hoguera
Una ciudad en la que nunca sucede nada interesante.
Una vieja mansión junto al mar.
Una visita inesperada.
Un peligro oculto.
Y una joven atrapada entre el demonio y el profundo mar azul.
Con una prosa poética y adictiva, April Genevieve Tucholke combina el terror gótico con un romance retorcido, dejando a los lectores rogando por más.
No lo olvides: el Demonio puede estar más cerca de lo que imaginas…

Comentario personal

Me encantan los libros de misterio con un toque oscuro, y todo en Entre el demonio y el profundo mar azul auguraba que se cumplirían mis expectativas. No siempre es necesario un libro extremadamente complejo para construir una historia atractiva; ejemplo claro es Diez negritos de mi adorada Agatha Chrstie, donde la ambientación y los personajes consiguen sumergirnos en un relato tétrico. Así que aposté por este libro, y ahora tengo sentimientos encontrados porque varias cosas se resuelven de forma demasiado conveniente, y no quiero echarle la culpa al hecho de que sea un libro juvenil... aunque lo siento así.

Dejas de tenerle miedo al Demonio una vez que le tomas la mano.

Violet, nuestra protagonista, es una chica un tanto excéntrica (se manda unas frases para el oro que ni les digo) que vive con su hermano en una casona llamada El Ciudadano Kane en lo alto de unos acantilados. Provenientes de una antigua familia caída en desgracia y abandonados por sus padres pintores quienes se marchan de viaje sin importarles un bledo qué ocurrirá con sus hijos, Violet y Luke tienen una tensa relación. Con la falta de dinero, Violet decide arrendar la casa de huéspedes… y así es que llega a sus vidas River West, el personaje que desde el mismo principio, debido a la introducción, sabemos será un personaje crucial y al que se asociarán todos los misterios. Tal vez fue esto lo que arruinó hasta cierto punto esta lectura para mí: el hecho de conocer de antemano que River no es alguien común y corriente, y que él será la respuesta a todo lo que ocurra.

A pesar de ese spoiler que la misma autora nos suelta, lo que nos mantiene en vilo es averiguar la causa de los extraños sucesos que se desarrollan en el pequeño poblado de Eco. Ese aire al sur de Estados Unidos, con casitas desvencijadas de color blanco, una plaza seca, proyecciones de cine por las noches, la heladería frente a la iglesia, la brisa del verano… todo construye una ambientación que choca con la aparición del Demonio.

Si bien Violet es quien lleva la voz cantante —absolutamente contrapuesta a River—, parte importante del relato son Jack, un pequeño niño que se atreve a desafiar sus miedos para intentar cazar al demonio, y Freddie, la abuela de Violet, una voz en off que guía a la protagonista. Violet es el elemento neutro, que se bambolea entre el bien y el mal, entre los instintos y la razón.

Yo sí rezaba y rogaba.
A Freddie, desde que murió.
Le hablaba del Demonio. Le pedía que mantuviera mi mano lejos de la de él. Le rogaba que me mantuviera a salvo del mal.
No obstante, a pesar de todos mis ruegos, el Demonio igual me encontró.

La relación de Violet con River es tortuosa, por decir lo menos, y quizá es aquí donde aparecen esos molestos clichés de las novelas YA, porque cada dos páginas me daban ganas de gritarle a Violet ¡huye!, pero ya sabemos que eso no puede ocurrir o la trama se nos va a pique. Si omitimos ese aspecto, su dinámica es atractiva para el lector porque esperamos lo peor (¿suena muy mal lo que digo?). Quizá me contradigo, pero el rollo Romeo-Julieta de este tipo de novelas es un plus que no puedo despreciar.

No voy a describir a River porque tendría que soltar un par de spoilers, sin embargo, a grandes rasgos es un personaje que hasta el mismo final no acabas de conocer; nunca sabes cuándo dice la verdad y cuándo no, y claramente sus actos son cuestionables la mayor parte del tiempo.

Me hubiese gustado que la casona hubiese cumplido un rol más importante. Ya que la mayor parte del relato transcurre en los alrededores, El Ciudadano es sólo un nombre, no el personaje que prometía ser. (Sigo comparando con los Diez Negritos. Qué le voy a hacer). Sin embargo, la autora consigue describir muy bien el pueblito de Eco, sus gentes, el paisaje en el que se enclava El Ciudadano, y sobre todo aquellas escenas que cuentan con esa pisca sobrenatural, consiguiendo una especie de realismo mágico que pone los pelos de punta.

Resumiendo, pasando por alto el aspecto romántico (que no hay por dónde cogerlo), Entre el demonio y el profundo mar azul es una lectura ideal para una noche de invierno, con un personaje ambiguo, una protagonista acosada por los recuerdos de su abuela muerta, y un pueblo que se convierte en el epicentro del mal.

1 comentario:

  1. Great post!

    You have a nice blog!

    Would you like to follow each other? (f4f) Please let me know on my blog with a comment! ;oD

    Have a great day!

    xoxo Jacqueline
    www.hokis1981.com

    ResponderEliminar

Gracias por visitar Libros y misterios. Anímate y deja tu opinión, siempre con respeto. Evita el spam, piensa dos veces lo que vas a comentar. ¡Espero verte pronto por aquí! ;)